Pequeños gigantes de la lucha libre

A PESAR DE SU FÍSICO, SON GRANDES

PUBLICIDAD

Ser luchador es una gran profesión, que está llena de satisfacciones pero también de muchos sacrificios, las Mini Estrellas que también son grandes atletas sobre el cuadrilátero, exponen su físico para llevar un agradable espectáculo para chicos y grandes.

Cinco miniestrellas nos dieron palabras sobre sus carreras para los lectores de periódico La Voz.

Mije es un miniluchador reconocido por ser la pareja de Alebrije ahora en el circuito independiente de la lucha libre.

“18 años son los que llevo sobre el cuadrilátero me siento de lo mejor no hay mucho qué hablar de mi carrera, siempre fui la pareja o acompañante del Alebrije, ya ahora haciendo lucha libre de manera individual, agradezco al consejo mundial de lucha libre que me dio la oportunidad de saltar al cuadrilátero, eternamente agradecido con todo el público que nos sigue esperando que sean muchos años más”.

Chico Temido es un personaje que surgido en la televisión nacional que después se animó a ser luchador y ya tiene un trayecto recorrido sobre el ring.

“14 años es lo que tengo de experiencia profesional, gracias a Dios hemos recorrido la mayor parte de México y parte de Estados Unidos, antes de salir al cuadrilátero siento muy bonito y nervios, la gente me recibe con muchos aplausos, no tengo rivales sólo me divierto haciendo lo que me gusta, le agradezco a toda la gente que nos sigue gracias a ellos nos ganamos el pan de cada día y les envió un cordial saludo además de un abrazo”.
El Gallito Tapatío es un miniluchador que surgió hace seis años sobre el ring.

“Mi personaje nace a raíz del Gallo Luchador, me siento muy nervioso antes de saltar al cuadrilátero, nunca sabes cómo te enfrentarás contra tus rivales, pertenezco al Consejo Mundial de Lucha Libre, mi trayectoria a pesar de que es corta ya pisé Arena Coliseo y Arena México, son muchas las satisfacciones, pero mayor aún es agradecerle al respetable público que gracias a ellos nosotros somos estrellas”.

Guapito VIP del CMLL, es uno de los miniluchadores actuales que rebasan los 15 años de trayectoria sobre el cuadrilátero.

“Para ser exacto tengo 18 sobre el cuadrilátero, mi pasión por este deporte nace desde niño, mi madre me llevaba siempre a la lucha en mi tierra natal que son los Mochis, Sinaloa, ahí éramos los aficionados que nunca faltaban, gracias a Dios después de unos años mi padrino Abismo Negro que en paz descanse, fue quien me llevó a la triple A, después de un tiempo me fui al CMLL, donde la gente me respondió muy bien y aquí estamos, agradezco a toda la gente que me sigue les mando un abrazo y un enorme saludo esperando que nos sigan apoyando, porque hay mucho guapito para rato”.

El Popeye: “Soy referí en la lucha libre mi padre que en paz descanse se dedicaba a esta profesión, por la cual me fui encaminando hasta llegar al estrellato y pues aquí estamos felices echándole ganas, además agradeciendo al público ya que sin ellos nosotros no somos nada”.