Periódico La Voz  34 años informando

PUBLICIDAD

Un 12 de octubre pero de 1986 nació en Monclova Periódico La Voz bajo el liderazgo del empresario Salvador Kamar Apud; el objetivo era claro, informar pero hacerlo de manera veraz, oportuna y objetiva, un legado que se sigue conservando por un gran equipo de directores, reporteros, publicistas, diseñadores, repartidores, voceros que día a día lo mantiene a usted informado.

Fue hace 34 años cuando acompañado de su familia, el ingeniero Salvador Kamar Apud llegó a las instalaciones que hasta ahora se encuentran en la calle Guatemala y Allende para echar andar la rotativa y con esto un gran sueño.

El único camino para alcanzar los sueños es a través de la pasión y el compromiso, solo de esta forma lo que se considera imposible se convierte en realidad.

Con la convicción de mejorar una comunidad, el ingeniero Salvador Kamar fundó lo que ahora es un medio de comunicación comprometido con la sociedad, trabajamos siempre con objetividad y con un fin, el de convertirnos en La Voz de la gente, en La Voz de Coahuila.

En el primer ejemplar, ahí fue donde empezó el relato en papel, una historia que al día de hoy cumple 34 años ininterrumpidos y que ha migrado con gran éxito a las plataformas digitales, página web, facbeook, instagram, redes sociales con las que ha sido posible llegar a un mayor número de lectores y que se mantienen fieles a Periódico La Voz.

El tiempo no se detiene, cada segundo en alguna parte de Coahuila surge una noticia, por ello se adaptaron los procesos para llegar a más lectores que también son reporteros ciudadanos en cuatro municipios claves, Monclova, Piedras Negras, Sabinas y Acuña que a su vez nos permiten una mayor cobertura del Estado de Coahuila.

Hoy estamos de fiesta, honramos la memoria de nuestro fundador, líder, mentor y guía quien con su visión logró formar uno de los grupos empresariales más importantes no solo en la región sino en el estado y el país.

A nombre de todos los que hoy nos honramos en continuar con su legado agradecemos a usted estimado lector nos permita continuar en esta historia, terminó la evolución, somos ya una realidad impresa y digital comprometidos con ustedes.