De acuerdo a la tradición, mañana 14 de febrero inicia el período de Cuaresma con el Miércoles de Ceniza, con lo que se incrementa el consumo de alimentos típicos de esta temporada, por lo que nutriólogos del IMSS exhortan a la población a moderar la ingesta de estos productos.

La nutrióloga adscrita al hospital general de zona siete del IMSS, Lorena Rodríguez Villarreal, señaló que durante temporada de Cuaresma abundan los alimentos típicos de esta época, que en su mayoría son ricos en grasas y con gran aporte calórico.

Es por eso que las personas con padecimientos crónicos degenerativos, como la diabetes, hipertensión arterial o cardíaco, deben moderar la ingesta de estos alimentos a fin de evitar descompensaciones y mantener en buen estado su salud.

Indicó, que lamentablemente la mayoría de las comidas típicas de estas fechas se preparan con una gran cantidad de aceite y al consumirse en exceso resultan perjudiciales para el bienestar de las personas.

Otra de las características de estos platillos es que se preparan ya sea empanizados, ricos en carbohidratos, con azúcares y en muchas ocasiones con demasiada sal.