Pidió liposucción de regalo de cumpleaños y muere en clínica

Una mujer buscaba celebrar sus 41 años de vida con una cirugía estética para verse más bella en esta fecha

Una mujer de 41 años planeó celebrar su cumpleaños con una cirugía estética, que finalmente le provocó su muerte. Foto. Archivo/ EL DEBATE

Costa Rica.- Una mujer de 41 años de edad por muchos años buscaba cumplir un anhelo muy importante en su vida, y el mejor momento fue celebrar su cumpleaños con una cirugía estética para verse más bella, pero el procedimiento se complicó y la funcionaria de Cubana de Aviación y madre de un adolescente, falleció tras sufrir una muerte cerebral.

TE PUEDE INTERESAR… ¡Aterrador! Familia queda colgando de rueda de la fortuna

La historia es muy triste de Johanna “N”, quien tenía 13 años de matrimonio, buscó la clínica para realizar la intervención y escogió una ubicada en Rohrmoser, a cargo de una doctora de medicina general de nombre Paula “N”.

Es importante mencionar que la mujer salió con vida del quirófano, pero a los días se complicó y los familiares la tuvieron que trasladar al hospital, que debido a la gravedad se presenta una complicación y finalmente fallece.

El esposo de la paciente identificado como Erick Alexander “N” afirmó que: “Mi esposa fue el martes pasado a hacerse la liposucción, al parecer ella (la doctora) no tenía el equipo adecuado y una hora después mi esposa llegó prácticamente muerta al hospital. Le pusieron anestesia como para dormir a un elefante. Yo tuve que llegar en mi carro a emergencias”.

Los familiares de Johanna “N” informaron que ya presentaron una denuncia contra la doctora responsable de su muerte.

El caso ha llevado a conocer más casos de mujeres que han muerto tras ser sometida como la modelo puertorriqueña Lynda Díaz, que después de ser sometida a una operación similar estuvo en terapia intensiva en una clínica local.

TE PUEDE INTERESAR…Mujer con bebé en brazos es atropellada; cruzó indebidamente

 

Otro caso se suma como de la periodista Maricruz Leiva, quien sufrió quemaduras en el 50% del abdomen y la espalda por otro procedimiento estético.

Ante las acusaciones en contra de la doctora responsable de la intervención, ella respondió con el siguiente comunicado:

“NO VOY A PERMITIR ACUSACIONES INFUNDADAS”

“Yo, como profesional en el área de la salud y la medicina, lamento no sólo la muerte, sino cualquier situación que altere el ejercicio pleno de la salud. En estos desafortunados eventos yo sufro con los pacientes y con los familiares. Aún más, cuando se trata de una amiga que conozco desde hace 17 años. Vivo un duelo muy duro, a nivel personal y profesional. La pérdida no es de una paciente, es de una amiga.

Efectivamente, la señora Méndez acudió a mi consultorio para practicarse un tratamiento láser para eliminar grasa localizada, donde se utiliza anestesia local, llamado láser lipólisis. No se trataba de una liposucción convencional. Desgraciadamente hubo una reacción idiosincrática (reacción anormal y poco frecuente) y el procedimiento nunca se llevó a cabo; es decir, tal circunstancia no permitió el inicio del procedimiento.

NUNCA se le practicó anestesia total ni similares, como falsamente se me acusa en las publicaciones de algunos medios de comunicación. Les puedo decir que se emplearon todos los protocolos previos y de manejo de emergencias, en fiel apego a los protocolos médicos pertinentes para el caso, con los instrumentos y el equipo médico útiles y necesarios.

No me voy a referir más al caso porque debo respetar que hay una investigación abierta que se ejecuta actualmente; la cual se encuentra en la etapa preparatoria, que es el inicio del proceso penal y es secreto. Empero y en razón de lo anterior, estoy en la mejor disposición de colaborar con las autoridades judiciales.

Por respeto a la familia y a mi duelo no voy a dar más declaraciones. Sin embargo, no voy a permitir acusaciones infundadas, tendenciosas y malintencionadas en mi contra”, finaliza su comunicado