Piedras le arrancan motor

La conductora se dirigía a comprar carne para hamburguesas cuando no pudo evitar pasar por encima de las enormes rocas

La Policía revisó los daños.
PUBLICIDAD

El hacerle un favor a su vecina le costó caro a una conductora, pues cuando se dirigían a comprar carne molida para hamburguesas, varias rocas salieron volando de una obra en construcción hacia el bulevar Ejercito Mexicano y terminaron tumbándole el motor luego de pasar sobre de ellas con su auto.

Los albañiles acomodaban el escombro a orillas del bulevar cuando sucedió el accidente.

El accidente ocurrió la mañana de ayer, cerca del cruce con la calle Carrillo Puerto, a la altura de la colonia San Francisco, donde varios albañiles llevaban a cabo una obra de retiro de escombro en un domicilio localizado sobre el mencionado bulevar.
Para su mala suerte, María del Rosario García Rendón, vecina de la colonia San Miguel, se aproximaba manejando un automóvil Mazda 5, modelo 2006, de color blanco, y al pasar por la obra, las piedras que estaban siendo colocadas por los albañiles sobre un montón de tierra, cayeron sobre los carriles de circulación.

Lee también: De la agencia al corralón

Esto generó que María terminara pasando sobre las enormes piedras, las cuales terminaron tumbándole el motor a su auto, dejando además una larga línea de aceite derramado en el sitio, por lo que la conductora decidió pedir el apoyo de la Policía.
“Íbamos a comprar carne, mi vecina Karla, quien vende hamburguesas, me pidió el favor. La verdad ya no pude detenerme pues si frenaba me iban a chocar por detrás” dijo la afectada a los oficiales del departamento de Control de Accidentes, quienes tomaron conocimiento del percance.

Elementos de Bomberos acudieron al lugar y cubrieron con tierra los restos de aceite que quedaron regados en el pavimento. Por su parte, las autoridades dialogaron con los albañiles, siendo trasladadas ambas partes a la Comandancia, donde buscarían llegar a un arreglo sobre la reparación de los daños.