La niña que nació en plena ambulancia, murió a los pocos minutos; descanse en paz Evelyn Durán García

Una madre de familia de la colonia Tierra y Libertad dio a luz a su hija en plena ambulancia durante los primeros minutos de este domingo; lamentablemente la pequeña murió a los pocos minutos.
La señora Sara Arely García Hernández de 30 años, vecina de la calle 22 número 1416 de la colonia Tierra y Libertad, entro en labor de parto alrededor de las 00:20 horas de la madrugada de ayer.
Fue solicitada la ambulancia al cuerpo de Bomberos por lo que de inmediato se movilizaron a la vivienda, en pleno camino al hospital de Ginecología del Seguro Social, la mujer dio a luz, pero a los pocos minutos la bebé falleció.
En los primeros minutos del Día del Padre, Luis Teodoro Durán Hernández perdió a su hija, mientras su esposa se encontraba hospitalizada.
“Sí la conocí, estaba formada, sus manitas, sus piecitos y su carita, estaba bien hermosa, lo que me entristece es que mi mujer no la pudo conocer”, comentó llorando Luis Durán.
Su hija se llamaría “Evelyn Arely”, es su tercer embarazo y contra los pronósticos de amenaza de aborto, tenía la esperanza de que su bebé se lograra.
El pasado viernes volvió a presentarse para que el médico la revisara porque el dolor no paraba, se negaron a atenderla y fue la madrugada del domingo, justo el Día del Padre cuando se puso mal y llegó a la clínica 86, ahí le hicieron un tacto, le pusieron suero y en ese momento se le reventó la fuente, de inmediato la trasladaron a Ginecología y en la ambulancia dio a luz.

Evelyn Arely nació en la ambulancia y llegó al hospital con vida, horas después murió, era muy prematura y no resistió, aunque su cuerpo estaba formado sus órganos necesitaban más tiempo para fortalecerse.
Luis Durán sepultó a su hija Evelyn en el panteón Guadalupe.
“Solo Dios sabe por qué pasan las cosas, hay que echarle ganas y salir adelante, al rato Dios nos mandará más hijos”, comentó llorando Luis Teodoro Durán Hernández.
Cuenta con dos hijos más, Devany de 10 años y su bebé Luis Fernando de un año y medio, con quienes pasó un muy triste Día del Padre.

Sí la conocí, estaba formada, sus manitas, sus piecitos y su carita, estaba bien hermosa, lo que me entristece es que mi mujer no la pudo conocer”