Frontera.- Subirse a un auto UBER es responsabilidad de cada persona ante el riesgo que esto implica, porque ahora son muchos autos que funcionan como tal sin estar dentro de la plataforma electrónica, razón por la que las autoridades confían que en breve se dé a conocer el reglamento estatal con el que se aplicarán sanciones contra dichas unidades “piratas”, para actuar antes de una desgracia.

El regidor de la cartera de Transporte Mauro Barrón, sostuvo que los problemas y quejas por la presencia de autos UBER que no son UBER está creciendo día con día y eso se debe a que ya cualquiera hace tarjetas de presentación con sus números celulares y comienzan a trabajar sin siquiera formar parte del sistema.

Indicó que los usuarios deben de analizar bien en qué auto se suben, porque cada quién debe de asumir la responsabilidad que eso implica, ya que no se cuenta con información alguna de los choferes y con ello la seguridad del usuario queda a la deriva.

Actualmente, la comisión de transporte municipal está en espera de que sea publicado en el Diario Oficial del Estado, el reglamente de transporte que recientemente fue aprobado en el Congreso y mediante el cual se pueden generar las sanciones a los llamados UBER.

Por lo pronto, sostuvo que como autoridades solo tienen control sobre los taxis convencionales en los que se sabe quiénes son los choferes, quien el concesionario y en lo general todo lo que se debe de saber en caso de que incurran en algún ilícito.

El entrevistado detalló también que en base a dicho reglamento estarán procediendo contra los UBER, ya que se no puede seguir permitiendo que laboran sin estar sujetos a ningún reglamento y sin tener un solo dato que los pueda identificar en caso de que incurran en alguna situación que pueda poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos.