Planean sacerdotes apertura de iglesias

Anunciaron las medidas sanitarias que implementarán en las celebraciones religiosas

Los sacerdotes del decanato de Múzquiz dijeron sentirse preparados para la próxima reapertura de sus iglesias a la población.
PUBLICIDAD

MELCHOR MUZQUIZ, COAH.- Mediante una conferencia de prensa los sacerdotes que integran el decanato de Múzquiz anunciaron las medidas sanitarias que se implementarán en los templos en las celebraciones eucarísticas autorizadas a partir de la reactivación de la segunda fase en este municipio, tras permanecer cerrados para la población para evitar la propagación del coronavirus Covid-19.

Gilberto Sánchez Cantú de la parroquia Socorrito, Juan Alberto García, Humberto Flores, sacerdote y vicario de la parroquia Santa Rosa de Lima; y el vicario Ulises Benítez  de la capilla San Juan de Barroterán, estuvieron presentes  en la conferencia y explicaron a detalle las medidas que se implementarán a partir de este 1 de junio.

Para la celebración de la eucaristía se deberán tomar algunas consideraciones en cuenta como: privilegiar la salud de los fieles previo a la misa, durante el ingreso al templo durante la celebración y al finalizar, utilizando el cubrebocas en todo momento a excepción del tiempo de comulgar.

Los sacerdotes mencionaron que aunque se abrirán las puertas de las iglesias, la recomendación es y seguirá siendo la misma que las autoridades de salud realizan, de mantenerse en sus casas y seguir las transmisiones en vivo de cada misa a través de Facebook.

No habrá presencia de niños acólitos y se utilizará como referencia el calendario escolar que marque la Secretaría de Educación Pública, manifestando que los templos solo atenderán al 30% de su capacidad, pidiendo a los participantes asistan con anticipación a las celebraciones religiosas debido a que se instalará un filtro en el acceso principal de cada iglesia.

La distribución al interior guardará entre cada persona la distancia de 1.5 metros, no se podrán tomar de manos en la oración del padre nuestro, ni dar el saludo de la paz, mientras que la comunión se entregará en la mano de cada asistente, recordando que al término de la misa no se podrán quedar a platicar los ciudadanos.

Los cuerpos de aquellas personas que fallecieron ya podrán ser recibidos en las iglesias con un número reducido de familia, mientras que  se informó que las comuniones y confirmaciones se encuentran canceladas.

De este modo los sacerdotes del decanato de Múzquiz manifestaron encontrarse preparados para recibir en sus iglesias y capillas a los fieles católicos que deseen acudir a presenciar la celebración eucarística al interior de la casa de Dios.