Policías de Tulum detiene a pareja gay por besarse enfrente de niños (VIDEO)

PUBLICIDAD

Elementos policiales de Tulum, Quintana Roo, detuvieron a una pareja gay porque se estaban besando y no pueden hacerlo en pública porque “hay niños presentes”; ante esto, las personas que presenciaron el acto protestaron y grabaron cómo se llevaban detenida a la pareja.

Los detenidos eran de nacionalidad extranjera y fueron retenidos por besarse en el municipio quintanarroense, los subieron a una patrulla, pero, ante la presión de los presentes, fueron liberados.

El caso se viralizó luego de que Maritza Escalante publicó un video en su cuenta de TikTok denunciando el hecho. En el clip se detalla que llegaron elementos de la policía en cuatrimotos y se dirigieron a tres extranjeros que se encontraban en la playa y, un rato después, llegó una patrulla para esposar a los jóvenes.

Cuando las personas se acercaron a los extranjeros para preguntar qué ocurría, contestaron que “era porque eran gays y se estaban besando”. Ante esto, los presentes comenzaron a presionar a los policías para que los liberaran y les gritaban que su abuso de poder tenía que ver con la homofobia.

Al respecto, la Policía de Tulum aseguró que sus elementos acudieron a la playa tras recibir una llamada al 911, en la que reportaron que “tres tres sujetos sostenían relaciones sexuales orales en la vía pública y frente a las familias presentes”.

Lo anterior- de acuerdo a las autoridades- se califica como faltas contra la moral y las buenas costumbres, estipuladas en el artículo 27 del Reglamento de Justicia Cívica de Tulum.

“Es falta: realizar o permitir actos inmorales y demostraciones eróticos sexuales, en la vía o lugares públicos; y Permitir o sostener relaciones sexuales o actos de nudismo o exhibicionismo obsceno, incluyendo en el interior de los vehículos estacionados o en circulación, en las vías o lugares públicos, inmuebles ruinosos, en desuso o baldíos”, aseguraron en el comunicado.

Además, las autoridades detallaron que intentaron detenerlos cuando uno de ellos gritó que los discriminaban y, al intentar subirlos a la patrulla, la gente alrededor se reunió y presionó a los policías para que los liberaran.

“Se procedió a dejar libres a los asegurados con la advertencia de no continuar realizando dichos actos en la vía pública”, detalló el comunicado.