Los choferes prefieren “sacarle la vuelta” a los maleantes

El peligro latente que existe en algunas colonias de la localidad, sobre todo en las arterias por donde circulan las rutas de transporte urbano, ha obligado a los operarios a que durante las últimas corridas del día acorten o desvíen el trayecto.
El director del departamento de Transporte y Vialidad, Enrique de Luna, mencionó que lo anterior ha solido causar molestias entre los usuarios quienes desconocen la mayoría de las veces el por qué del desvío.
El entrevistado enfatizó que los operarios han solicitado que se les permita acortar o simplemente no a travesar por los lugares donde en algunas ocasiones han sido agredidos por maleantes.
Dijo que en reiteradas ocasiones los operarios han sido violentados, asaltados, e inclusive agredidos física y verbalmente por lo que se la ha autorizado el desvió de ruta únicamente en la tarde-noche, que es cuando están más propensos a ser violentados.
Aunque son distintas las rutas que han solicitado el desvío o cambio, ha sido el sector Oriente en el que más dificultades han atravesado los transportistas.
Donde según declaraciones del entrevistado han sido agredidos y bajados de las unidades para ser asaltados, inclusive a mano armada y con pasaje a bordo, por lo que temen por la integridad, tanto de los operarios como de los usuarios.
“Sabemos que para muchos usuarios es molesto tener que bajar algunas calles antes de su destino, o caminar un poco al acortar las rutas, pero también es por seguridad de ellos, no queremos exponer a nadie, las situaciones nos han obligado a tener que tomar este tipo de medidas temporales, en lo que se busca una solución alterna que pueda erradicar el problema”, señaló el entrevistado.
Cabe mencionar que el departamento ya se coordinó con el departamento de la Policía Preventiva, para tratar de dar con el o los responsables de dichas acciones que perjudican no solo al ramo transportista, sino a la ciudadanía en general.