Lloran tres hijos la muerte de su madre, víctima de terrible depresión

Tres hijos y una familia completamente destrozada por la pérdida, dejó Gloria Concepción Pérez la madre de familia que víctima de depresión decidió suicidarse luego que su esposo le pidió el divorcio.
Ayer, sus familiares le dieron cristiana sepultura, junto al féretro, Yesenia, Kevin y Joseph de 17, 11 y 9 años de edad respectivamente, sus hijos que lloraban que su madre de 35 años decidiera salir por la puerta falsa.
Desconcertados por la tragedia, todos se preguntan por qué Gloria eligió irse de esta vida en lugar de superar sus problemas y apoyar al crecimiento de sus tres hijos.
“No sé qué va a pasar, no sé qué sigue, mi mamá estaba en depresión pero no para hacer esto, había momentos en que estaba bien y luego mal, pero ella siempre fue alegre y nos hacía reír a todos, por eso tenía muchos amigos”.
En medio del llanto su hija mayor, quien se encontraba totalmente devastada, dijo que estudia el quinto semestre de bachillerato pero se convertirá en Contador Público para sacar adelante a sus dos hermanos.
“Ahora veré por mis hermanos, yo los sacaré adelante, yo vivía con mis abuelos, cuando mis papás se separaron se fueron a vivir con nosotros, ya estaban apegados, mis hermanos ya tenían tiempo con nosotros, yo voy a ver por ellos siempre”.
Gloria trabajaba en una maquiladora ubicada sobre el bulevar Carlos Páez Falcón, tenía tiempo ahí además vendía taquitos en la colonia Borja los domingos.
Tenía poco más de un año de haberse separado de su esposo José Aurelio Gonzáles Martínez, con quien procreó a sus hijos.
“Estaba en depresión pero nunca nos comentó que se quería morir o quería quitarse la vida, ella era alegre, llena de vida, siempre proyectaba felicidad a toda la gente, era muy bromista, no sé por qué lo hizo” fueron las palabras de su hermana María de la Luz.
Aunque en el velorio no se presentó su marido, sus padres María Concepción Zavala y Horacio Pérez jamás se alejaron de la caja donde yacerán por toda la eternidad los restos de su hija mayor.
“Todo va a estar bien, tienen a sus abuelitos a sus tíos, Dios no los va a dejar solos, cuídese mija, van a estar bien”, eran palabras de aliento que le daban las personas a la hija mayor de Gloria.

LA MISA

La misa se realizó en la iglesia de Nuestra Señora del Refugio ubicada al oriente de la ciudad y finalmente sepultaron sus restos en el panteón del Sagrado Corazón en Estancias.

Mencionó Sonia una de sus vecinas.

“Era muy linda gente, muy guapa, era mi vecina, nunca me dijo que se había dejado de su esposo, pero lo que hizo lo hizo sola, no pensó en sus hijos, estaba sola en su casa porque ya tenía pensado quitarse la vida”