Pozole, la comida más nutritiva en fiestas patrias

El médico bariatra Yoshio Tomita Cruz explicó que para aumentar los beneficios de comer pozole, es importante que el consumo de proteína siempre sea mayor al de los granos de maíz

PUBLICIDAD

De origen prehispánico, el pozole no solo es el platillo principal de nuestras fiestas patrias, sino el más sano y nutritivo de esta temporada.

Además de la proteína que se obtiene de la carne de puerco y del pollo, los granos de maíz que se utilizan para prepararlo, aportan carbohidratos, hierro, potasio, magnesio y fibra.

La lechuga, los rábanos, el orégano y hasta el chile con el que se acompaña, nos brindan vitaminas A, E y C, además de fibra.

LAS RECOMENDACIONES

En entrevista, Yoshio Tomita Cruz, director de la Clínica Mexicana de Bariatría y Cirugía Estética (Climeba), explicó que para aumentar los beneficios de comer pozole, es importante que con moderación, el consumo de proteína siempre sea mayor, al consumo de los granos del maíz pozolero.

Si tenemos un pozole debe haber una buena cantidad de carne de pollo o carne de cerdo, en segundo plano los granitos de maíz. Un plato sería lo ideal”, señaló.

La lechuga, los rábanos y el orégano son indispensables y los podemos comer en cantidad libre, agregó.

Es importante tener en cuenta que cuando nos sentamos a comer, es recomendable empezar con alimentos ricos en proteína, es decir, al comer cualquier tipo de carne, nos va a llegar la saciedad, se nos quitará el hambre y así evitaremos comer otros alimentos que tengan más calorías, como los tacos o las quesadillas fritas.

El pozole es un alimento perfecto, porque al consumirlo con moderación nos brinda muchos nutrientes. Las tostadas las colocaría en segundo lugar, pero en un consumo moderado, una o dos tostadas”, comentó.

Guisados como la tinga o la pata también son saludables. Los chiles en nogada, de preferencia se deben comer sin capear, dijo.

pecto a la crema y el queso, hay que tratar que sean lo menos industrializados que se pueda, incluso si son artesanales, estaría mucho mejor. Pero insisto lo que debemos tener presente es un equilibrio en nuestra alimentación”, detalló Yoshio Tomita.

 

POZOLE SÍ, DULCES NO

 

El también académico del Instituto Politécnico Nacional (IPN) añadió que lo que debemos evitar, no solo en estas fiestas patrias, sino en nuestra dieta diaria, es el consumo de alimentos fritos, altos en grasas, postres, bebidas azucaradas e incluso de alcohol, por los daños que causan en nuestro metabolismo, como por ejemplo obesidad, diabetes y triglicéridos y colesterol altos.

En estas fiestas, debemos también hidratarnos. Desayunar y comer bien, para que a la hora de la cena, o a la hora que vayamos a comer el pozole, evitemos un atracón por no haber comido en todo el día”, dijo.

Se sugiere no tomar postres, y si lo hacemos que sea en una porción moderada y ocasionalmente, agregó.

Y aunque estemos sanos, lo que sí nos puede dañar y sobre todo a personas diabéticas o con sobrepeso u obesidad, es el consumo de bebidas azucaradas y de bebidas con alcohol, que deterioran mucho la salud.

 

De nada servirá comer un buen pozole, saludable y nutritivo, si lo voy a acompañar con tequila o con refrescos. Lo ideal sería tomar solo agua natural”, indicó el médico bariatra, Yoshio Tomita.