José Guadalupe Valdés Alvarado, sacerdote encargado del comedor de los migrantes, señaló que se previene a los migrantes sobre el peligro que representa en estos momentos el Río Bravo.

El encargado del comedor de los migrantes, sacerdote José Guadalupe Valdés Alvarado, señaló que se previene a los migrantes sobre el peligro que representa en estos momentos el Río Bravo, con la finalidad que no arriesguen su vida en busca del “sueño americano”.

Dijo que cuando los migrantes arriban al comedor que se tiene, se les previene sobre los peligros del caudal y con el cambio de temperatura que se está dejando sentir en estos momentos, pero muchos de ellos insisten en internarse a la Unión Americana.

Comentó que se ayuda a los connacionales a que tengan una prevención, debido a que no son los mismos lugares, ya que el río cambia debido a lo caudaloso que es éste y al llamado que han hecho las autoridades de no introducirse por los cambios de temperatura que se están registrando.

Agregó que muchos de ellos se han detenido por el frío que se está dejando sentir, sin embargo, la necesidad de pasar continúa en ellos, por lo que algunos se arriesgan a internarse en las traicioneras aguas del Río Bravo.