Ante el descenso de temperatura, el director de Protección Civil y Bomberos Carlos Herrera exhortó a la población, sobre todo a quienes viven en la periferia a no encender anafres dentro de sus viviendas, debido a que la emisión de gases tóxicos puede generar desmayos, una intoxicación e incluso la muerte.

Con la llegada del frente frío número 14 es común que las personas utilicen diferentes métodos para tratar de mitigar el frío, sobre todo en las colonias de bajos recursos en donde el frío se siente más intenso.

Dijo que entre los métodos que más se utilizan se encuentra el uso de anafres, lo que representa adquirir riesgos importantes para la salud, debido a los gases tóxicos que producen.

Explicó que la combustión que se hace con los anafres consume el oxígeno en los espacios cerrados y genera el llamado monóxido de carbono, gas residual que se libera directamente en el interior del hogar, afectando las vías respiratorias e incluso puede causar intoxicaciones fatales.

“Esta práctica es muy común, las familias recurren a la leña para calentarse, desafortunadamente la combustión genera el monóxido de carbono y humo, que al esparcirse y no haber ventilación la gente puede morir, sobre todo si se encuentran dormidos, o bien puede generarse un incendio dentro de la vivienda”, comentó.

Señaló que poco a poco se ha trabajado para crear conciencia en la ciudadanía, incluso cada vez son menos las personas que siguen con esta práctica o que prefieren prender lumbre fuera de sus hogares, porque ya saben las consecuencias.

Señaló que afortunadamente el año pasado no se presentó ningún caso de intoxicación, esperan que este año los resultados sean los mismos y para eso estarán exhortando a la comunidad y hablándoles sobre lo peligroso que resulta encender un anafre.