Queda inmóvil por vacuna clandestina

La boticaria sin título médico, es reconocida por “recetar” incluso antibióticos; no es el primer caso

PUBLICIDAD

Paralizado de las piernas por más de 24 horas, resultó un joven de 32 años que acudió a inyectarse con Elsa, la propietaria de una farmacia reconocida en la colonia Primero de Mayo, donde la mujer le “recetó” esteroides que lo inmovilizaron.

El día lunes, cerca de las 10:00 de la noche Ezequiel acudió con la reconocida señora que aplica inyecciones sin requerir receta médica, ya que tenía síntomas de una gripe fuerte, dolor de cabeza, cuerpo cortado por lo que de inmediato al ver su situación, ella aseguró que requería de Dexametasona.

Aún y cuando Ezequiel había recibido comentarios malos de Elsa de parte de pacientes que fueron atendidos por ella y tuvieron complicaciones, decidió que la mujer le aplicara las ampolletas para sanar su malestar con el cual llevaba todo el día.

Se retiró y fue en cuestión de minutos que comenzó a sentir mucha debilidad, sobre todo en las piernas que difícilmente podía mover.

La mañana del martes al despertar intentó levantarse de su cama y notó que sus extremidades no le respondían, no había fuerza ni siquiera poca movilidad por lo que se alarmó y solicitó apoyo de sus familiares que lo llevaron hasta la Cruz Roja Mexicana.

Al consultar con el médico de la institución médica quien cuenta con su título, cédula y suficiente experiencia en la Medicina, este dijo a su paciente que tenía excesivos esteroides en su cuerpo y requería tratamiento urgente para que su salud no fuera más afectada.

Ordenó realizar exámenes de sangre y mientras atendía a Ezequiel, le manifestó que no era la primera persona que acudía con problemas de salud originados por la aplicación de medicamentos en dicho establecimiento de la Prtimero de Mayo. “Anteriormente me había aplicado medicamento esa señora pero nunca había pasado, ya había escuchado quejas de ello pero me atreví a aplicarme pues me sentía muy mal, en la Cruz Roja me medicaron para el dolor, me inyectaron solución salina para depurar por medio de los necesidades fisiológicas y así sacar ese medicamento”.

“Acudimos al médico de la Cruz Roja para que nos dijera qué era lo que tenía, dijo que estaba así por exceso de esteroides que me habían aplicado en la inyección”

El perjudicado aseguró que no procederá legalmente debido a que primeramente quiere recuperar su salud al cien por ciento, sin embargo exhortó a las autoridades de Salud para que pongan un alto a estas afectaciones a las personas, antes de que suceda algo más fuerte.