Queda libre homicida de niña

????????????????????????????????????

Madre de la pequeña demanda se le castigue

Desde hace unos días, Javier Olaguer de 14 años, acusado del homicidio de su novia, Diana Elizabeth, de 11 años, está libre, regresó a su domicilio en la colonia Guerrero, donde está haciendo su vida normalmente.
A las 11 de la mañana de ayer, Javier compareció ante el Centro de Justicia Penal de Frontera acompañado de su abogada, María Teresa Lugo y su mamá Alicia Hernández, para continuar con el proceso legal en su contra.
A solo unos metros se encontraba la mamá de su víctima, Blanca Delia Estrada, quien exige a las autoridades un castigo para el responsable de arrebatarle la vida a su hija más pequeña, de más de 32 puñaladas en abril del año pasado en su domicilio de la colonia Guerrero.

La audiencia se prolongó por varias horas, los alegatos del Agente del Ministerio Público, quien presuntamente cuenta con pruebas como la ropa manchada de sangre, los zapatos, incluso hasta personas que lo vieron salir del domicilio el día de los hechos.
Sin embargo, la defensa del acusado ha presentado diferentes pruebas que presuntamente demostrarán su inocencia del delito que se le acusa, es por ello que el Juez amplió el término hasta las 12 del mediodía de hoy para emitir un fallo.
Al concluir la audiencia, la madre de familia afectada, Blanca Delia Estrada comentó que lamentablemente el acusado de arrebatarle la vida a su pequeña hija está libre desde hace varios días, pues fue sacado del centro de salud mental donde permanecía recluido voluntariamente.
Señaló que la mamá del acusado fue por él a Saltillo para regresarlo a vivir a Monclova, a su domicilio de siempre, buscando hacer su vida normalmente, sin importarle que por su culpa perdió lo más preciado de su vida.
Aseguró que tienen conocimiento de esta situación desde la última audiencia hace unos días, además los vecinos del acusado lo han visto en la calle como si nada hubiera pasado.
“Ha sido un largo proceso, es como si se hubiera detenido el tiempo desde que murió mi hija, lo peor es que las leyes impiden que el acusado de arrebatarle la vida reciba un castigo por el hecho de ser menor de edad”, afirmó la afectada.
Asimismo, Estrada reconoció que la ley no contempla un castigo para el responsable por ser menor de edad, sin embargo lo mínimo que piden es que las autoridades lo internen en un centro de salud mental para que reciba el tratamiento que necesita, pues es un peligro para la sociedad.