“¡Quiero ser jugador profesional, esa es mi meta!”

PUBLICIDAD

Cada cabeza es un mundo, y dentro de ella se siembran ideas que marcan el destino de una vida. Ser jugador profesional es una meta que mueve la vida de Bruno Giovanni Zapata Almazán,  conocido también como “Zurdo” entre sus amigos del futbol.

A sus 8 años de edad encontró un camino que lo llevó a descubrir sus habilidades que poco a poco fueron pincelando su imagen dentro de la cancha como un jugador que pesa dentro del equipo.

Bruno, nacido en Monclova en el año 2006, respondió al llamado del futbol cuando jugaba con sus amigos en la calle, pero fue su hermana quien le llevó por primera vez a entrenar y jugar con disciplina.

Ahora, su talento es bien visto por entrenadores locales y de Clubes profesionales que han visto su potencial, lo que seguramente aunado a su carácter, le ayudará a cumplir su meta de alcanzar el mundo profesional.

Y es así como comparte su ambición a través de sus palabras para los lectores del periódico LA VOZ en esta entrevista.

 

JUGANDO CON LA RAZA

Su primer contacto con el futbol sucedió con sus amigos de la cuadra, jugaba en las calles de manera informal, pero a los 8 años eso cambió según comentó Bruno.

“Mi hermana me invitó a con Sugey Sanmiguel como entrenadora, con el equipo La Razita, jugando como delantero. Entrenábamos en un campo de Estancias  y participábamos en la liga municipal. La primera vez me sentí nervioso porque los jugadores eran más grandes que yo”.

 

DESCUBRIENDO EL FUTBOL

“Me llama la atención para distraerme y distraerme, vivir  experiencias con mis compañeros, conocer más gente y lugares.

Recuerdo mi primer gol, fue en un juego realizado en el  campo veteranos, esa vez fui a jugar con mi hermana Sarahí, fue un pase que me dieron, me fui solo contra el portero, la punteé y vi cómo el balón entró a la portería. Me sentí muy emocionado, no sabía jugar bien, pero esa vez todos corrieron a abrazarme y a festejar el gol”.

 

CONSOLIDANDO SU TALENTO

Actualmente, Bruno Giovanni cuenta con 13 años de edad, sus casi 6 años de pisar el campo de futbol, le valió para encontrar su posición como Lateral izquierdo medio, “un excelente jugador que desequilibra, con gran capacidad de generar juego, con una zurda privilegiada” como lo comentó Iosef Villarreal, director técnico de Club Atlético de Futbol Monclova.

Estos fueron algunos de los torneos más relevantes dentro de su trayectoria y sus logros obtenidos.

  • Campeón goleador, Copa Acapulco.
  • Campeón goleador, Copa Xochipilli.
  • Campeones Copa Xochipilli.
  • Bicampeones Liga escolar, con Pumas de la secundaria 39.
  • Campeones Liga Premier, cat. juvenil, con Rayados Monclova.
  • Campeones Copa Xochipilli, categoría infantil con ASM.
  • Copa Inter Santos, campeones categoría infantil con ASM.
  • Copa Internacional Youth Soccer, Campeones con Rayados Monclova.
  • Copa Acapulco, subcampeones con el equipo Necaxa.
  • Campeones Copa Rayados 2019.

 

EXPERIENCIAS INOLVIDABLES

No sólo los campeonatos y trofeos son los momentos que se disfrutan en el futbol, también existen experiencias que se guardan en el corazón de un jugador, tal como lo relata Zapata Almazán.

“Uno de los recuerdos que llevo es cuando fui a visorias al Club América, me pasé una semana en la casa Club, fue mi primera experiencia en viajar en avión, esa ocasión me invitó el profesor Jorge González. Me gustaron los entrenamientos, conocí a jugadores nuevos. Disfruté de las instalaciones, la pasé muy padre”.

“Otro de los momentos que recuerdo es de una semifinal en un torneo en Monterrey, íbamos perdiendo, faltaban minutos para acabarse, me dijo mi entrenador Gilberto González  “Zurdo” que podría lograr vencer, me motivó y me dio confianza, dijo que yo podía.  Me concentré y entregué mi alma en ese momento y puse dos goles que nos dieron la victoria.

 

NO LO HICE SOLO

Agradezco a mis padres por apoyarme y creer en mí, darme la oportunidad que tengo, porque hay otros que no tienen, a mi hermana por iniciarme en este deporte.

Le agradezco a mi entrenadora Sugey Saniguel, porque me enseñó a patear un balón a tener disciplina y a jugar. A Mario Sanmigel que me llevó a primer torneo internacional, a “Zurdo” de Rayados Monclova que me enseñó muchas cosas, a contralor un balón a ser más responsable en lo que hago”.