“Quiso defenderse con mentiras”

Marco González Soto, espera que las autoridades apliquen la ley y condenen a Horacio Román Bustamante

FRONTERA COAH-. Marco González Soto, padre de los hermanos González Soto, que recibieron agresiones por parte de Horacio Román Bustamante, dijo haber sentido impotencia al estar presente en la audiencia y escuchar a “Lacho” rendir su declaración, comentó que sí cree que lamente la muerte de su hijo, pero aún así se debe hacer justicia.
Cuando Horacio Román Bustamante declaró en la audiencia e hizo referencia a que fue agredido por sus hijos, Marco González sintió impotencia por no poder hablar, dijo que sus hijos no eran de pleito y mucho menos el que lamentablemente murió.
Señaló que conocen desde hace tiempo a Horacio Román, pero nunca había tenido problema con él, muchas veces hasta lo apoyaron dándole dinero para la coca o la caguama.
Consideró, que el culpable de la muerte de su hijo, es conocido como una persona violenta y que por ello es necesario que se haga justicia, para que nadie más sea víctima de sus agresiones.
En la declaración, Horacio Román Bustamante dijo que Marco González Soto le dijo que iría a ver a su amante, ante esto, el padre comentó que son mentiras. “Más que dañar la imagen de mi hijo, quiso defenderse echando mentiras de algo que no existe, mi hijo no tenía amante”, comentó.

Comentó que su hijo Cesar González Soto quien también fue lesionado con el buril esta en recuperación, le retiraron los puntos de las heridas que le ocasionó con el buril, pero está en reposo en su vivienda.
Dijo que sus nietas y su nuera, familia de Marco González esta consternado por la muerte de su hijo.
“Es mi hijo nos llevábamos muy bien, somos familia numerosa y a cada rato había cumpleaños nos juntábamos, él era muy responsable, era soldador pero también vendía nieve de garrafa”, comentó.
Luego de escuchar a Lacho cuando dijo que sentía mucho lo que había pasado, Marco González comentó:
“Si le creo, a lo mejor si lo siente, como no va a sentir pena, como vecinos que somos, pero quien sabe, aun así tiene que pagar por lo que hizo”, finalizó.

Comentó que su hijo César González Soto, quien también fue lesionado con el buril, está en recuperación, le retiraron los puntos de las heridas que le ocasionó con el buril, pero está en reposo en su vivienda.
Dijo que sus nietas y su nuera, familia de Marco González están consternadas por la muerte de su hijo.
“Es mi hijo nos llevábamos muy bien, somos familia numerosa y a cada rato había cumpleaños nos juntábamos, él era muy responsable, era soldador, pero también vendía nieve de garrafa”, comentó.
Luego de escuchar a “Lacho” cuando dijo que sentía mucho lo que había pasado, Marco González comentó:
“Sí le creo, a lo mejor sí lo siente, cómo no va a sentir pena, como vecinos que somos, pero quién sabe, aún así tiene que pagar por lo que hizo”, finalizó.