Rating a la baja en Super

Fox atrajo una teleaudiencia de 111.3 millones para el primer Super Bowl decidido en tiempo extra, por debajo de las cifras de las dos ediciones previas, pero aún así, está entre las más grandes para un programa de televisión en Estados Unidos.
La mayor audiencia para un Super Bowl, y para cualquier programa de televisión estadounidense, fueron los 114.4 millones de espectadores que vieron a los Patriots de Nueva Inglaterra enfrentarse a los Seahawks de Seattle en 2015, según datos de The Nielsen Company.
La teleaudiencia para la remontada de los Patriots 34-28 ante los Falcons de Atlanta el domingo tuvo un comienzo relativamente modesto, pues los Falcons no tienen muchos seguidores a nivel nacional. El partido también parecía decidido en el tercer cuarto cuando unos 4 millones de espectadores se alejaron cerca del momento en el que los Falcons tomaron la ventaja 28-3, dijo Nielsen.