Juez  ordenó pagar pensión alimenticia a su exesposo, pero nada hace por obligarlo a que la deje verlos

Aunque tiene más de nueve meses sin ver a sus hijos, Marisela Suárez Galaviz tiene que pagarle a su exesposo, Édgar Mandujano González pensión alimenticia, sin importar que le prohíba convivir con ellos, verlos o hablar por teléfono con ellos.
En septiembre del 2015, Suárez Galaviz denunció que su exesposo quien trabaja como enfermero en Seguro Social acudió a su casa para llevar a sus hijos de paseo, pues era parte de los acuerdos que habían tenido ante el juez al momento del divorcio.
Sin embargo, este tomó a sus hijos y los sustrajo del Estado para llevárselos a vivir a San Luis Potosí, donde tenía una nueva pareja, además había solicitado el cambio de su residencia laboral a una clínica de aquel Estado.
Dijo que su exesposo incurrió en un grave delito al privar de su libertad a los dos menores, haciendo caso omiso a las órdenes del juez quien otorgó la custodia compartida, sin embargo no han hecho nada para que cumpla con lo que se había establecido.
Afirmó que interpuso una denuncia en la Agencia del Ministerio Público por sustracción de menores, sin embargo la dependencia no ha dado resultados en las investigaciones, sin importar que su pareja esté completamente localizada y saben que tiene a los niños de 12 y 6 años.
Señaló que ella está muy desesperada pues la última vez que vio a sus hijos fue en enero, cuando su esposo los llevó al juicio que tienen en el Juzgado Familiar, pero no se los han podido quitar a pesar de la irregularidad que cometió.
En diversas ocasiones, Suárez Galaviz denunció que durante su matrimonio vivió un calvario junto al padre de sus hijos, pues es una persona muy violenta, es por ello que temiendo convertirse en parte de las estadísticas mortales empezó los trámites del divorcio.
Señaló que las autoridades tienen conocimiento de esta situación, incluso han requerido a Mandujano González a presentarse a terapia psicológica pues presenta algunos problemas, sin embargo no lo ha hecho, ni han tratado de obligarlo.
“La verdad yo temo por mis hijos, pues las personas que hemos convivido con él sabemos que es una persona que no está apta, influencia a los niños para que no quieran ni hablar conmigo, pero las autoridades pareciera que están a su favor”, afirmó la mujer.
Y es que a inicios de mes, la Juez, María Elena Martínez de la Cerda declaró que la mujer tenía que darle una pensión alimenticia al padre de los menores, pues era importante que lo ayudara a cubrir los gastos de los niños.
Suárez Galaviz comentó que ella no tiene ningún problema en cumplir con el pago de la pensión alimenticia a su exesposo mientras continúa el proceso legal para la custodia definitiva de los niños, sin embargo, lo único que pide es que le permitan verlo.
Señaló que fue su exesposo quien promovió la pensión alimenticia, es por ello que cumplió con pagar el porcentaje de su salario que se había establecido, pero así como tiene responsabilidades también quiere el derecho de verlos.