Recomienda IMSS uso contínuo de bloqueador

“El protector solar es un producto que debe utilizarse todos los días y de manera intensiva durante el actual período vacacional ya que existe una mayor exposición a los rayos ultravioleta”, dijo Rogelio de la Torre Sánchez dermatólogo del Seguro Social, en la Clínica 7.
Dijo que la importancia de hacer consciencia con las niñas y los niños sobre el cuidado de la piel, haciendo énfasis en que no es un tema de moda o de vanidad, sino de salud.
“A pesar de que el “bronceador” está proscrito, es común observar en la consulta a jóvenes y adolescentes con quemaduras de segundo grado por utilizar este tipo de productos que lesionan la piel de manera grave”.
Señalo que con el propósito de lograr mayor efectividad es importante que la aplicación del protector sea antes de exponerse al sol y reponerlo cada cuatro horas; en caso de entrar al agua, hay que cubrir nuevamente la piel con el producto al salir.
“Cuando se trata de una exposición intensa, como en el caso de las albercas y actividades al aire libre, la sustancia se debe reaplicar cada dos horas, principalmente cuando se trata de menores de edad y adultos mayores”.
El especialista del IMSS, indicó que las personas con mayor predisposición a padecer irritación son las de piel y ojos claros, quienes durante la infancia han tenido episodios de quemaduras solares, aquellas que presentan en su historia personal o familiar antecedentes de cáncer de piel, así como las que tienen muchos lunares.
En el caso de las de tez morena, lo ideal es utilizar un bloqueador con un factor alto pues la quemadura existe aunque tarda más tiempo en manifestarse.

Debe ser signo de alerta cuando una lesión es persistente y crece, o bien cuando algún lunar aumenta de volumen, se ulcera o aparecen manchas pigmentadas que antes no se tenían.