Reconocen labor de Bombero acuñense

Pedro Hernández Murillo, recibió reconocimiento por 17 años de trayectoria como oficial de Bombero.
PUBLICIDAD

Por sus 17 años de servicio como bombero, dentro de la dirección de protección Civil de Ciudad Acuña, en ceremonia encabezada por el alcalde Roberto de los Santos, este jueves fue entregado un reconocimiento a Pedro Hernández Murillo por su trayectoria realizada durante este tiempo, así como a varios elementos, oficiales y voluntarios, que destacan por su trabajo.

Pedro Hernández Murillo, es originario de ciudad Acuña y una de las más fuertes experiencias vividas, que aún le traen dolorosos recuerdos, fue su participación en el rescate de cientos de personas heridas y la extracción de cuerpos de entre viviendas derrumbadas, de personas que fallecieron en el tornado que se registró el 15 de mayo del 2015.

Recordó que ha logrado salir adelante en esta peligrosa profesión, gracias a las enseñanzas de sus compañeros que pasaron a mejor vida, a quienes reconoció como viejos maestros, como el comandante Sigfredo Palacios, el comandante Cipriano Rodríguez.

“He estado en momentos difíciles para Acuña, en 3 inundaciones y la más devastadora que fue el tornado que golpeó con saña a la ciudad, matando a 14 personas y lesionando a cientos más”, agregó.

Visiblemente conmovido por esos acontecimientos, dijo que no olvidará nunca los momentos que vivió durante las maniobras que realizaron en estos eventos que han puesto en jaque a la ciudad.

Sin embargo, resaltó que quedó marcado para siempre, por el accidente automovilístico que se registró hace años en la carretera Rivereña, a la altura del Ejido Balcones, donde participó en el rescate de los cuerpos de 11 personas que fallecieron, de una familia que viajaba en un pequeño auto, que fue embestido por un autobús.

“Son historias que me conmueven y me hacen más sensible y me hacen amar más a mi familia: a mis hijos, y mi esposa”, que saben que todos los días sale a trabajar a una emergencia, pero desconocen si regresará a casa sano y salvo.

Los últimos años, el 22 de agosto acude acompañado de sus dos menores hijos a celebrar el Día del Bombero y este año no fue la excepción, asistió y recibió una placa de reconocimiento por 17 años de trayectoria como bombero y luego se unió al festejo que inicio con un desayuno que les ofreció el ayuntamiento de ciudad Acuña.