Frontera.-Reconociendo que uno, dos o los pocos viajes que les puede quitar UBER es afectación, taxis convencionales sostuvieron que las medidas que se aplicaran con la nueva reglamentación podrían ser el fin de ese sistema privado, porque ya muchos de los que en su momento se ilusionaron para trabajar en esa modalidad se han regresado a los taxis comunes por no redituarles las ganancias que esperaban.

Choferes de ratio taxímetros, coincidieron en señalar que por pláticas que han tenido con otros choferes que en su momento se fueron a UBER, ahora ya están regresando a los taxis normales por que las ganancias para ellos son muy bajas, puesto que el 75 por ciento del costo del viaje es para UBER y solo el 25 restante es para el chofer, lo que en definitiva dijeron no es costeable.

Como taxista, Alejandro Barboza, dijo que tan pronto entren en vigor las nuevas leyes donde se tendrá que regular a los UBER, dicho sistema podría desaparecer porque ya que son muchos los filtros que deben de pasar para ofrecer el servicio, pero sobre todo el hecho de que las ganancias que les quedan no son nada redituables.

Explicó que no ha sido una competencia como se esperaba, solo en el tema de que trabajan libres y a ellos se les exige una serie de reglamentaciones que comienzan con la cuestión del antidoping cada 6 meses.

Pero sostuvo también que al final, uno, dos o los viajes que los UBER pudieran conseguir son mermas para ellos y por ello consideró que las medidas que se comenzarán a aplicar tan pronto se publique la nueva ley de transporte deben de ser benéficas para todas las líneas de taxis que hay en el municipio.