Regresa terror a carreteras

Hombres fuertemente armados atacan a plena luz del día

Monterrey, NL.- El terror que origina la delincuencia organizada en las carreteras que conectan a Nuevo León y Tamaulipas, está de regreso.
Testimonios de familias regias que viajaron el fin de semana pasado a la frontera rumbo a Mc Allen, aprovechando el fin de semana largo, revelaron que los hechos delictivos están de regreso en la autopista a Reynosa y su paso por la ciudad de Reynosa.
Desde secuestros exprés, robo de vehículos y el despojo de dinero y pertenencias, son algunos de los hechos que han tenido que sufrir los regios en su afán de cruzar hacia Estados Unidos, a plena luz del día.

Les quitan dinero

Uno de los hechos delictivos que se presentó el viernes 3 de febrero le tocó a una pareja joven, que iba de compras a Mc Allen, a quien despojaron de todo el efectivo que portaban.
Kilómetros antes de llegar al Puente Hidalgo, en pleno Centro de Reynosa y con luz de día, un vehículo se le emparejó a la pareja regia y le advirtió que eran de un grupo delictivo, ordenándoles que se frenaran en una tienda de conveniencia que estaba más adelante.
Los dejaron avanzar con la condición de que cruzaran la frontera y no denunciaran el hecho, si no, los buscarían para matarlos.

Les roban vehículo y pertenencias

Dos sampetrinas que viajaban a McAllen acompañadas de su chofer fueron asaltadas y despojadas de su vehículo, al tomar el bulevar que los dirigía al puente Anzaldúas, en Reynosa.
El chofer de la camioneta en que viajaban las sampetrinas fue cerrado por otro vehículo de donde descendieron delincuentes con armas largas y los obligaron a bajarse.
Los delincuentes, detallaron, las encañonaron y les pidieron dinero, teléfonos celulares y la camioneta, pero les dejaron el resto de sus documentos, incluyendo pasaporte y visa.

l Secuestro exprés
Una pareja fue interceptada por un comando armado, al filo de las 16:00 horas, unos 40 kilómetros antes de llegar a Reynosa, ya en tramo tamaulipeco.
El vehículo en el que viajaban fue cerrado repentinamente por otra camioneta, donde viajaban cuatro hombres con armas largas, sometiéndolos para despojarlos de sus pertenencias.
Los delincuentes trasladaron a la pareja por una brecha, donde los privaron de la libertad, torturándolos con amenazas verbales por casi hora y media, advirtiendo que si denunciaban el hecho los matarían.

l Logran
burlar ataque
Ese mismo día, pero dos horas antes, al filo de las 14:00 horas, una familia pudo burlar a delincuentes que pretendían despojarlos de sus pertenencias.
Los hechos se dieron unos 20 kilómetros antes de la caseta de cobro por la Autopista a Reynosa, pero en tramo de Nuevo León.