Relatos de un juicio III: Celos asesinos

Un amigo de la infancia confirmó lo que ya todos sabían, los celos, maltratos y humillaciones; la última vez que alguien lo esuchó vivo estaba en “Bugambilias”

Para hoy a las diez de la mañana se estima inicien los alegatos del ministerio público y la defensa, a fin de dar paso a la sentencia.

Con el testimonio de un amigo del notario Raúl Thomas, en torno a que dialogó con él vía telefónica el sábado 16 de enero del 2016, a las 10 de la noche y éste le dijo que se encontraba en casa de Rosa Nelly con ella y con su hijo, se echa por la borda la versión de la inculpada de que Raúl se había retirado a las 9 de la noche de su casa.
Y es que este es el testimonio crucial para la investigación del asesinato del notario público Raúl Thomas, pues desmiente la declaración inicial que hizo Rosa Nelly, esposa del occiso y hoy inculpada de su homicidio.
Incluso, el testimonio de este amigo de Raúl Thomas de nombre Carlos (T), fue extemporáneo, pues no se integró dentro de la averiguación previa, sino que salió su nombre durante la declaración de la madre de Raúl, la Señora Antonieta quien mencionó a Carlos tras decir que fue el amigo al que le habló el domingo 17 de Enero del 2016 para preguntarle si sabía algo de su hijo Raúl.
Carlos dijo ser amigo de Raúl desde hace 35 años, “toda la vida hemos sido amigos, yo le marqué el sábado 16 de Enero del 2016, eran las diez de la noche, porque habíamos quedado de salir, me dijo que estaba en su casa, con su hijo y con Rosa Nelly”.
Explicó que le dijo literalmente que estaba en “Bugambilias”, “así definíamos su casa, finalmente no salió conmigo y a mí me dio gusto, ya no insistí porque él tenía un buen rato sin ver a su hijo”.

Raúl llevaba una relación de amor, celos y maltratos con su esposa Rosa Nelly.

Fue el domingo por la mañana (17 de Enero del 2016) cuando Carlos recibió una llamada de la señora Antonieta preguntando por su hijo, “me dijo que no lo encontraban yo le prometí hacer unas llamadas con amigos en común pero no, no lo encontramos”.
Dos días después, Carlos se enteró de que encontraron el cuerpo de Raúl, “fue un momento muy, muy triste, me dijeron que lo habían encontrado en el patio de su casa, él no le hacía daño a nadie, era muy buena gente, no tenía problemas con nadie, solo con Rosa Nelly, ella era celosa y posesiva”.
Durante su relato, y de acuerdo a las preguntas que le hizo el Ministerio Público, Carlos dijo que su amigo Raúl le indicó en su momento que tenía problemas con su esposa, “nosotros, los amigos, nos dábamos cuenta de algunas cosas y es que cuando teníamos reuniones, a él (Raúl) le sonaba el celular, contestaba, se ponía nervioso y comenzaba a decir ´Cálmate Rosa Nelly´, se alejaba de nosotros, terminaba la llamada, colgaba y se despedía, sin importar si tenía poco tiempo de haber llegado”.

El expediente del juicio por el homicidio del Notario Público es muy amplio.

Mencionó Carlos que en otra ocasión durante una reunión de amigos, le preguntó a su amigo Raúl qué le había pasado porque traía un golpe en la frente, “al principio, por vergüenza con los demás amigos, su respuesta fue que nada, pero ya estando él y yo a solas, me dijo que su esposa le había aventado un celular”.
Esta gran amistad desde la infancia, hizo a Carlos uno de los testigos de las desavenencias que había en el matrimonio de Raúl y Rosa Nelly, porque él mismo (Raúl) le confiaba algunos detalles de sus problemas.
Con el testimonio de Carlos se dio por cerrada la presentación de testigos, en un inicio, el Ministerio Público presentó una lista de 18 personas a emitir su testimonio sobre el caso, y luego se añadió un testigo más de manera extemporánea que fue el caso de Carlos (T), el último en declarar.
Pues al final de cuentas fueron únicamente 17 personas las que emitieron su testimonio, luego que al último se desestimó la presentación de dos testigos, una abogada de apellido Juaristi y un perito de nombre Aldo.

SE NIEGA ROSA NELLY A DECLARAR ANTE LOS JUECES
Antes de pasar a la etapa de los alegatos finales, el Juez Hiradier Huerta Medrano en su calidad de Presidente del tribunal, preguntó a la inculpada, Rosa Nelly (L) si era su interés hacer alguna declaración en torno a los hechos en los que está implicada.
Después de un diálogo con su defensa, Rosa Nelly respondió de manera negativa a esta posibilidad, se negó a emitir declaración alguna.
Cabe destacar que durante los cuatro días de audiencia que lleva a la fecha este juicio oral, Rosa Nelly se ha portado de una manera aislada, a veces pone atención al desarrollo del juicio, pero la mayoría de las veces se muestra indiferente e inexpresiva, incluso cuando se menciona de manera directa su nombre, al momento en que se les pidió a los testigos que la señalaran.

Familiares y amigos del notario Raúl Thomas (A) están en espera de la sentencia sobre el juicio de su homicidio.

Cuando se dirigía el Juez hacia ella, Rosa Nelly siempre respondió con voz clara, directa y en tono dulce “no su Señoría”.
En las cuatro veces que se llamó a audiencia, Rosa Nelly se presentó vestida con una chamarra blanca, en algunas ocasiones con el pelo recogido en una coleta, y en otras ocasiones con el pelo suelto llevado a descansar hacia su hombro izquierdo.
Rosa Nelly con sus lentes de aumento fabricados de pasta y en color negro, pocas veces durante el juicio volteó hacia el público de cada audiencia, pero nunca hizo expresión alguna de detectar a alguna persona que buscara en particular.
Son pocos los familiares de esta mujer los que han acudido a presenciar el juicio, pero se ha visualizado en este lugar a su padre, que en ocasiones tiene contacto físico y verbal con el abogado Liñán, quien lleva el caso de su hija.
Sin embargo, Rosa Nelly no puede tener contacto con nadie que no sea la mujer policía que la custodia y los abogados que la asisten en su defensa.

HOY COMIENZAN LOS ALEGATOS

Hoy se espera conocer el veredicto final de este sangriento caso.

Por petición de la defensa los alegatos fueron trasladados hasta hoy, pues el ministerio público solo pedía tres horas para su preparación, no obstante el abogado defensor pidió un día y le fue concedido, de tal forma que la audiencia se reanuda hoy a las diez de la mañana.
Cabe destacar que la presentación de testigos para el desahogo de pruebas, solo el ministerio público presentó participación, la defensa no presentó ni una sola prueba, ni un solo testigo, así que para los expertos en materia de justicia penal, pueden existir sorpresas hoy en la presentación de alegatos de parte de la defensa.
De acuerdo a expertos en la materia, durante el desarrollo de la presentación de pruebas, no hubo ninguna objeción ni participación contundente de parte de la defensa, así que existe la posibilidad de que este día presente un “as” bajo la manga, o bien, su poca actuación en el juicio, sea muestra de que no hay indicios de defensa.