Renovación del INE no requiere reforma electoral: López Obrador

López Obrador dijo que no hay necesidad de ninguna reforma legal para erradicar del país los fraudes electorales porque consideró que durante mucho tiempo en México no hubo democracia

PUBLICIDAD

Para consolidar la democracia en el país no es necesario llevar a cabo una reforma electoral, estimó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En plena etapa de evaluación a los aspirantes a sustituir las cuatro vacantes en el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) por parte de la Cámara de Diputados, el presidente dijo que los futuros integrantes del órgano autónomo deben ser honestos, demócratas e íntegros porque durante muchos años el INE no estuvo a la altura de las circunstancias porque estaba sometido a los intereses del poder en turno.

Por lo que consideró que, si es así no hay necesidad de ninguna reforma legal para erradicar del país los fraudes electorales porque consideró que durante mucho tiempo en México no hubo democracia y es hasta hoy que sí se vive un cambio verdadero.

«No podemos hacer eso ahora, creo que podría con los nuevos elementos si se eligen bien, irse renovando el INE, sin necesidad de una reforma; en la época de la simulación era hacer reforma cada sexenio y siempre había fraudes, yo pienso que sin necesidad de la reforma podría garantizarse la democracia en el país, porque también tiene que ver con nosotros, con los ciudadanos y con ir estableciendo el hábito democrático, la costumbre democrática» destacó a la pregunta de si su gobierno impulsaría una reforma profunda al funcionamiento del árbitro electoral.

En lo que a su gobierno compete, reiteró que hará valer todo lo que le corresponda para que se respete la voluntad de los ciudadanos ya que, si bien la democracia «no nos trae el cuerno de la abundancia», cuando ésta existe «nadie puede sentirse absoluto, hay contrapesos, hay equilibrios y siempre es el ciudadano el que tiene las riendas del poder en las manos» expresó.

Finalmente, aseguró que es en este tiempo cuando un cambio verdadero se gesta en el país.