La víctima denunció el hecho a las autoridades

Amantes de lo ajeno, se apoderan de un vehículo estacionado en la zona Centro el día de ayer, y la Policía Investigadora del Estado no tiene pistas para recuperarlo, e identificar a los responsables.
Fue la mañana de ayer, cuando el afectado de nombre Rogelio Palacios Cisneros reportó al sistema de Emergencias 911, el robo de su auto marca Celebrety, modelo 1986, y como referencia dio que tenía la leyenda escrita “Todo por servir se acaba”, en letras azules.
El afectado indicó a los uniformados que no localizó su vehículo, después de haberlo dejado estacionado sobre la calle Juárez esquina con calle Abasolo de la zona Centro de la ciudad, para realizar unas compras.
La víctima de los amantes de lo ajeno se trasladó a las oficinas del Ministerio Público y levantó la denuncia correspondiente, mientras que elementos de la Policía Municipal e Investigadora del Estado realizaron un operativo para dar con la unidad, sin obtener resultados satisfactorios.