Roberto divide a UDC, trae candidatos propios

Ciudad Acuña, Coah. –“No tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre”, versa el refrán que cae como anillo al dedo a la disputa que hoy se vive en el partido naranja (UDC).

Donde un alcalde emanado de las filas del PRI, al que traicionó, porque no lo hicieron candidato, hoy busca disputarle al líder moral de UDC, Evaristo Pérez, la decisión de quién le sucederá y va más allá también quien lleve a su candidato al congreso local por este distrito electoral.

Con ello debilita a UDC y lo pone en riesgo, con el crecimiento de MORENA y un PRI local aún fuerte con un candidato que se perfila con mucho poder económico y mediático de ser derrotado en las próximas elecciones.

Roberto de los Santos trae como candidatos suyos que quiere imponerle a UDC diputado, a su secretario particular, el expriista Víctor González, y como candidato a alcalde a Iván Moreno, a quien ha subido a la silla voladora y lo usa para atraer al exlíder de UDC en el estado, Brígido Moreno, que ya pasó a las filas de Roberto.

Por Evaristo va el líder de UDC en Coahuila, Emilio de Hoyos, a la alcaldía, y diputado aún no definido los eventos del alcalde, e Iván y de Emilio y Evaristo cada quien por su lado, así lo denotan.

Buscaba reestructurar toda la administración y dejar fuera a cuando menos 3 de los líderes que financian UDC y que hoy están en cargos de directores, Obras Públicas, adónde iba a llegar otro priista; Desarrollo Urbano, donde hay posibilidad de manotear a más no poder, lo hizo el anterior con desfalcos de más de $40,000,000 y de donde financiarían las campañas de quienes postularía, enviaría a otro expriista, a Everardo Alderete a Oficialía Mayor y diría adiós a Alberto Huerta, incluso despidió y dejó de pagar al asesor de Evaristo; Gregorio Faccio pretendió despedir a la hermana menor del líder de UDC, Tania Pérez, para mandar a ese cargo a su secretario, Víctor González, y ha venido metiéndole zancadillas a Pérez al confrontarse con el PAN, partido que postulo a Pérez y por el que hoy es diputado federal.

Entre el sueldo y la lealtad, muchos udecistas han preferido “la gorda” con sal y manteca que la lealtad, y se mantienen, aunque sea simuladamente, al lado del alcalde Roberto de los Santos.

Aunque a sus espaldas aseveren: “pinche mugroso, desleal, prepotente, naco, con lenguaje de niño lagunero de primaria: ‘haigan, estábanos, hacíanos’ y no es porque quiera hablar como la raza, para penetrar, sino porque es tan inculto e impreparado que dudamos que haya estado en la universidad y sea ingeniero”.

Hoy el traidor Roberto desarticula a UDC y lo dejará listo para la alternancia.