Romeo, ‘la rana más solitaria’, encontró por fin a su Julieta

Hasta hace poco se creía que era el último ejemplar de un tipo de batracio que habita en los bosques de Bolivia; recientemente biólogos le encontraron una pareja para salvar la especie

FOTOGRAFIA: PIXABAY

Es triste no encontrar al ‘indicado o indicada’, hablando en términos románticos, pero lo es más ser el único de tu especie sin posibilidad a tener ‘algo más’.

Esto le pasaba a Romeo, una rana que hasta hace poco era considerada la última representante de su especie (rana acuática de Sehuencas o ‘Telmatobius yurancare’).

Para su fortuna, un grupo de científicos encontró una hembra a la que llamaronJulieta, lo que le quitó el apodo de ‘La rana más solitaria del mundo’.

Teresa Camacho, herpetóloga del Museo de Historia Natural Alcide d’Orbigny de Cochabamba, y tres de sus colegas realizaron una expedición a los bosques bolivianos en busca de otros ‘Telmatobius yuracare’. Tras varios días de trabajo descubrieron tres machos y dos hembras —una joven y otra adulta—, según contó la experta al portal de la organización medioambiental Global Wildlife Conservation.

Los científicos decidieron atrapar a los cinco batracios para el programa de cría y conservación, ya que es probable que queden pocos en la naturaleza. Este animal, endémico de las selvas bolivianas, como muchas otras ranas del país está en peligro debido a la deforestación y la disminución de su hábitat.

Los nuevos ejemplares han sido puestos en cuarentena en el centro científico del museo, donde están comenzando a aclimatarse a su nuevo hogar. Después se les dará un tratamiento preventivo para cerciorarse de que no sufran una enfermedad infecciosa mortal que afecta a los anfibios conocida como quitridiomicosis.

No queremos que Romeo se enferme en su primera cita. Cuando finalice el tratamiento, finalmente podemos darle a Romeo lo que esperamos sea un encuentro romántico con su Julieta!”, dijo Camacho.

Romeo fue encontrado hace 10 años por un grupo de científicos en una selva del país. En aquel momento, se sabía que la especie tenía un problema por la escasez de especímenes.

En febrero de 2018, y en un valiente esfuerzo por salvar la especie, los ecologistasle crearon un perfil en una página de citas para ayudarle a encontrar una compañera.

***MJPR***