‘Tiger’ sufrió un accidente y no podrá volver a caminar.

‘Tiger’, un perro de siete años cruce de corgi y chihuahua, fue salvado de una muerte segura luego de que sus dueños descubrieran que no podrá caminar nunca más y necesitará terapia de por vida. 

El animal sufrió un accidente y tras una cirugía su familia optó por practicarle una eutanasia debido a que no les era posible atenderlo en esas condiciones. Fue allí cuando el grupo ‘The Fuzzy Pet Foundation’ entró en acción. Lo rescataron y le fabricaron un sistema especial de dos ruedas para que pueda desplazarse.

Pero ‘Tiger’ no vivirá por siempre allí, pues abrieron una página web en la que la es posible hacer donativos para apoyar en los gastos de su terapia, además de que las personas que estén interesadas en adoptarlo pueden acudir de 12 a 19:00 horas al hospital VCA Lakewood, ubicado en el 10701 al sur de la calle South, Estados Unidos.