Salvavidas del ‘crudo’, los caldos de Don Juan

En el corazón de la plaza Víctor Blanco mejor conocido como la “fayuca” se encuentra el puesto de comida de don Juan, reconocido por vender el mejor y más rico menudo de Monclova, las ollas enormes despiden un olor delicioso desde muy temprana hora.
Aunque normalmente en Monclova se come menudo los domingos, con don Juan siempre te cae bien un buen plato no importa si hace frío o calor, acompañado de cebollita, chile rebanado y una pieza de pan blanco o bolillo.
Todos los monclovenses han ido con don Juan alguna vez a comerse un plato con menudo, calientito y del día.
Esto también es parte de nuestra tradición gastronómica local, porque los monclovenses tenemos estómago que aguanta comer mucho picante como todo buen mexicano.