Saturados albergues

José Guadalupe Valdés Alvarado.
PUBLICIDAD

Durante estas últimas semanas se han atendido alrededor de 450 migrantes por semana, por lo que, en estos días, muchos de ellos se han quedado fuera del albergue, debido a que estos se encuentran rebasados, manifestó el sacerdote asesor de la Casa del Migrante “Frontera Digna”, José Guadalupe Valdés Alvarado.

“Que los migrantes no alcancen a entrar significa que estamos saturados, sin embargo, hemos estado procurando, el hacer de la puerta al rincón, todo un colchón, para que todos puedan pasar a contar con un techo esa noche”, expresó.

En este sentido, el presbítero dijo que han recibido apoyo de la población que ha donado cobijas para los migrantes, por lo que dijo que todos cuentan con una cobija para protegerse del frio.

Y es que, durante estos frentes fríos, donde bajo la temperatura, algunos de los migrantes no pudieron resguardarse en la Casa del Migrante, por falta de espacio, sin embargo, se les otorgó cobijas, además de alimentos.

Recalcó que se han atendido 450 migrantes por semana, por lo que están al tope, sin embargo, la solidaridad de la población ha sorprendido, ya que han apoyado con cobijas y despensa para poder atender y dar de comer a los migrantes.

Finalmente resaltó que algunos de ellos no se acercan al comedor por temor, ya que aún se encuentran en riesgo, principalmente los que no tienen papeles, por lo que tienen temor de llamar la atención.