Castaños.- Durante el tradicional festejo del Día de Muertos se abrió una tumba en el panteón Del Carmen, luego de que una mujer pisara un sepulcro fechado en el año de 1980, al abrirse quedaron al descubierto los restos de la persona que ahí yacía, pues el cajón era de madera.

A través del área de Protección Civil se informó que efectivamente atendieron a una mujer que pasaba por uno de los pasillos, sin embargo, la tumba no se encontraba delimitada bien, por lo que la gente que por ahí circulaba usaba parte de la tumba como pasillo y poco a poco se fue debilitando hasta fracturarse.

“Solo fue el susto, la mujer tropezó y se fracturó la tumba, sin embargo, a ella no le pasó nada, sí se miraban los restos de la persona, pero ya fue arreglado”, mencionó el regidor de Protección Civil.

Por su parte, la síndica municipal Rosa Elba Mancillas dijo desconocer por completo dicha situación, asimismo aseguró que sí cree posible que se haya fracturado una tumba, pues está en muy malas condiciones el panteón municipal ya que fueron utilizados los pasillos para sepultar a personas.

El encargado de Panteones, Ernesto Dávila, negó que los huesos del muerto estuvieran expuestos y reconoció que por la antigüedad de la tumba la cual data de hace más de 35 años y el paso constante de visitantes, causó que la madera se debilitara y colapsara.

“Ya está reparada, en la mañana metí tablas nuevas y tierra y todo quedó de forma normal”.

“Es una mentira que los huesos quedaran expuestos, la cajita es de madera antigua, con el tiempo se seca, pero no, jamás se veían los huesos, el panteón con el tiempo tiene problemas con las tumbas de madera pues se pudren, pero es poco”.

Este cuerpo fue el último que se metió al panteón y yo lo sepulté, estos cuerpos tienen arriba de 35 años de reposar ahí, con el tiempo las tablas sí se pudren y con el peso pueden bajar”, finalizó.