Se acabó el plazo; inminente reajuste

Mientras tanto autoridades federales no se han pronunciado a favor del acero nacional

Este viernes se cumple el plazo de dos semanas que presentó el Presidente del Consejo Administrativo de Altos Hornos de México para la aplicación de aranceles, sin que se tenga una respuesta por parte del Gobierno Federal, que hasta el momento se mantiene al margen de la situación, por lo que en los próximos días se espera que inicie el recorte de personal.
Incertidumbre existe entre los trabajadores quienes están preocupados por la situación que se vive a nivel nacional en torno a la industria del acero y el riesgo que se pierdan miles de fuentes de empleo.
Carlos Torres Terrazas Vocero de la Sección 147 señaló que los obreros manifiestan su preocupación y se mantienen a la expectativa de las medidas que tomará la empresa en los próximos días para mantener su producción.

También puedes leer: El video viral de una pareja que tuvo sexo en un supermercado

“Los trabajadores están preocupados y piden que se defienda la industria del acero y las miles de fuentes de empleo”.

En la rueda de prensa que se dio el pasado 06 de febrero, el Presidente del Consejo de Altos Hornos de México Alonso Ancira Elizondo informó que la situación a la que se enfrentan es crítica, por lo que de no actuar el Gobierno Federal iniciaría el recorte de 2 mil trabajadores en dos semanas, plazo que se vence el día de hoy.
Señaló que hasta el momento no se ha dado ninguna información con respecto a este tipo de medidas, pero están al pendiente en caso de que se inicie el recorte de personal en los departamentos.

Confían en que la empresa buscará la manera de sobre llevar la situación y como en otras ocasiones el recorte de personal sería la última opción, pero a pesar de esto hay una gran incertidumbre.
“Los trabajadores están preocupados y piden que se defienda la industria del acero y las miles de fuentes de empleo, todavía no nos han informado nada, pero aún hay confianza en que el Gobierno Federal aplicará aranceles al acero que proviene de otros países y se protegerá la industria nacional”.
Comentó que tras la visita que realizó el Presidente de la República a Saltillo, donde el Gobernador, representantes sindicales y empresarios han manifestado su preocupación por este tema, confían en que se dé una solución a corto plazo.