Se apoderan indigentes de cajero automático

Por el mal olor, los clientes ya no utilizan el cajero.
PUBLICIDAD

Denuncian vendedores el mal estado en que se encuentra el cajero Afirme ubicado en el primer cuadro de la ciudad, este sirve como cuarto para dos indigentes, aunque elementos de Seguridad Pública los quieren trasladar a otro lugar, las personas los defienden y piden los dejen en paz.
Además del mal olor, pide dinero a los transeúntes para seguir tomando bebidas embriagantes, se queda dormido en el cajero de Afirme o frente a otros negocios como de pinturas, celulares, una tiende de conveniencia, ropa y telas.

Dos indigentes hicieron su hogar en el lugar.

A muchos de los comerciantes les molesta que para pedirles dinero les acerque el vaso a la cara, la mayoría le dice que no tienen efectivo y este sigue con la siguiente persona que ve.
También hay otro joven indigente que agarró el cajero como domicilio, por eso las personas ya no se acercan a sacar dinero y prefieren ir al que está sobre la calle Venustiano Carranza o el bulevar Harold R. Pape.

“Si han venido lo policías o de Protección Civil para llevárselo a otro lugar y las personas no los dejan, porque en realidad no nos hace nada, pero sí hay mal olor e incomoda a otras personas o negocios”, dijo la vendedora de celulares.
La mañana de ayer, acudieron elementos de Seguridad Pública para sacarlo, dejaron su cobertor en la esquina de la calle Carranza con calle Hidalgo, sin embargo, no se vio por ningún lado al indigente, del que nadie conoce su nombre ni le tienen apodo.