ACUÑA.- El Instituto Mexicano del Seguro Social en Acuña, informó que la tarde del miércoles ingresó sin signos vitales a urgencias del hospital de sub zona número 13, un bebé de tres meses, que presentaba mordeduras de hormigas en todo el cuerpo.
Según relato la madre, Olga González, por la tarde le dio de comer a su hijo, y lo recostó en la cama dormido, por lo que se dedicó a los quehaceres, no fue sino hasta una hora y media después cuando regresó y vio que el pequeño estaba lleno de hormigas.
Lo tomó en brazos y lo metió a una tina de baño para quitarle las hormigas, pero como el menor no reaccionaba decidió llevarlo al seguro, donde los médicos lo declararon muerto.

También puedes leer:

¡Muere alcohólico!