A dos años del homicidio del notario público, Raúl Alton Garza, el proceso legal contra, Rosa Nelly Luna, quien es considerada como la principal sospechosa del crimen no ha avanzado pues su defensa ha recurrido a diferentes amparos que mantienen estancado el proceso.

La trágica historia para la familia Alton Garza comenzó la noche del sábado 16 de enero del 2016 cuando Raúl salió de la casa de su mamá donde estaba viviendo desde hace algunos días, pues estaba en proceso de divorcio.

El joven profesionista iba a visitar a su expareja e hijo para cenar juntos, sin embargo desde ese momento le perdieron el rastro pues fue reportado como desaparecido, sin que nadie supiera nada de su paradero.

Unas horas después de no saber de su paradero, su hermano Daniel Alton Garza acudió a la Subprocuraduría de Personas No Localizadas para interponer una denuncia que permitiera localizarlo.

Las investigaciones de la Policía Investigadora comenzaron en la casa de su expareja, ubicada en la calle Doctor Héctor de la Fuente 1501 del fraccionamiento Bugambilias, sin embargo Rosa Nelly negó saber cualquier información.

Solo unas horas después, elementos de la dependencia encontraron la camioneta X-Trail modelo 2016 color blanca, propiedad del notario, abandonada en la colonia Tecnológico, pero no había huella de violencia, ni ningún dato.

Sin embargo el 19 de enero, Rosa Nelly reportó a las autoridades que el cadáver de su marido se encontraba enterrado en el patio del jardín, pero había decidido quedarse callada porque estaba amenazada.

Según su versión, la noche del 16 de enero, cuando regresaron al domicilio junto con su hijo después de comprar un pastel y una pizza, dos hombres armados se encontraban en el interior de la residencia.

Los hombres le advirtieron que se retirara, pues no tenían ningún problema contra ella sino con su marido, así que ingresó a una habitación con su hijo, en la que encendió la televisión con alto volumen,

Rosa Nelly declaró que los hombres la obligaron a escarbar un pozo en el jardín, en el que depositaron el cuerpo del occiso y le echaron tierra encima, para finalmente colocar un brincolín en el área donde lo sepultaron.

La joven madre de familia continua en su domicilio durante varios días sin avisar de lo que supuestamente había sucedido, pues estaba amenazada que regresarían a matarla si decía lo que había ocurrido.

Fue el 21 de enero cuando la entonces Procuraduría General de Justicia a cargo de la delegada, Ayko Miyuki Rendón Carreón llevó a la acusada ante la autoridad judicial en un proceso controversial que hasta el momento no se define.

Días de sufrimiento, dolor e impotencia

En su comparecencia ante el Juez, Rosa Nelly Luna Cisneros se mostró tranquila, serena en todo momento, escuchando las acusaciones en su contra.

Durante la audiencia, la agente del Ministerio Público, Diana Verastegui Barrera denunció que la mujer era acusada del delito de homicidio calificado con premeditación, alevosía, ventaja y traición de su esposo.

De acuerdo a la información de los resultados periciales de la víctima que tenía más de 24 horas de haber perdido la vida pero menos de 48, es decir no murió desde el momento de su desaparición.

Al cuerpo del notario se le practicaron diferentes exámenes, donde revelaron que había sido sedado con un fármaco denominado Benzodiacepina que ocasionó que perdiera el conocimiento durante varias horas.

Sin embargo, la autopsia reflejó algo peor pues también se demostró que el profesionista había sido víctima de tortura durante varios días al presentar lesiones con arma blanca, así como con objeto contundente, presuntamente un martillo en varias partes del cuerpo.

Asimismo se presentaron testimoniales de personas allegadas a la pareja que referían que el notario público era víctima de violencia intrafamiliar, reforzando la hipótesis que era una persona agresiva, por lo que se decretó el auto de vinculación a proceso y fue enviada al penal.

Pide cambio al penal de Piedras Negras

Para estar más cerca de su familia, Rosa Nelly Luna Cisneros, acusada de asesinar a su esposo el notario público Raúl Alton Garza solicitó su traslado al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Piedras Negras.

La defensa legal de la acusada presentó una solicitud al Juez de Ejecución su cambio del penal de Saltillo al centro penitenciario del norte del estado, argumentando que quería estar más cerca de su familia.

El juez aceptó la solicitud de la defensa de la acusada, es por ello que se procedió al traslado al penal femenil de Piedras Negras donde permanecerá internada hasta que las autoridades resuelvan los procesos de amparo que interpusieron contra el auto de vinculación a proceso.

Defensa confía en que recupere su libertad

En la última entrevista, el litigante Héctor Javier Liñán comentó que actualmente no se ha tenido ninguna audiencia pues están esperando los resultados de los procesos de amparo que interpusieron contra el auto de vinculación a proceso.

Indicó que interpusieron varios amparos ante los Juzgados Federales, los cuales en caso de desecharse llevarán a un tribunal colegiado, incluso podrían llegar hasta la Suprema Corte de Justicia, ya que las autoridades no actuaron conforme a derecho.

Señaló que se presentaron pruebas contra su cliente que fueron obtenidas contra los principios básicos del nuevo sistema penal, pero sobre todo violando los derechos humanos de la detenida, es por ello que deben ser desechadas e invalidadas del proceso legal.

Indicó que están a la espera que las autoridades judiciales resuelvan los procesos de amparo, pues no pueden continuar con el proceso legal hasta que no exista una respuesta.

“Confiamos en que Rosa Nelly va a recuperar su libertad pues existieron innumerables violaciones a sus derechos humanos, lo que permite invalidar las pruebas que presuntamente demuestran su responsabilidad del delito que se le acusa”, recalcó el litigante.

EL DATO.

El 19 de enero, Rosa Nelly reportó a las autoridades que el cadáver de su marido se encontraba enterrado en el patio del jardín.

Sin fecha para el juicio

Ante esto, el delegado de la Fiscalía General del Estado Rodrigo Chaires Zamora comentó que la dependencia desde hace mucho tiempo concluyó las investigaciones contra la imputada, es por ello que están listos para que se les notifique el inicio de la audiencia de juicio oral.

Señaló que el proceso no se ha podido retomar, ya que la defensa ha recurrido a diferentes procesos de amparo que aún no se han resuelto, por lo que se mantienen al pendiente de cualquier información que puedan notificarles.