De manera muy peculiar, un habitante de la colonia Progreso se manifestó en las oficinas del SIMAS encadenándose a la puerta principal por las fallas constantes que tras las lluvias se registran en el sistema de drenaje en la colonia Progreso.

El afectado logró su objetivo al tener respuesta inmediata a su petición con el desazolve de las líneas mediante una unidad vactor.
Encarnación Zamora Segura que vive en la calle Río Bravo número 15 de la colonia Progreso es la persona que ayer a las 11 de la mañana se encadenó en la entrada principal del SIMAS para atraer la atención de los directivos del sistema.
Bastaron menos de 10 minutos para que los directivos del SIMAS le dieran la atención al quejoso quien sostuvo que el problema que enfrentan en la calle de su domicilio es constante y sobre todo en temporada de lluvias.
Dijo que tras el paso de las lluvias los escurrimientos mediante el drenaje son constantes porque se tapa totalmente, generando molestias en todos los vecinos, detallando que no encontró otra forma de atraer la atención del personal del sistema más que encadenándose.
Es de señalarse que tras conocer la problemática, el personal de SIMAS acudió de forma directa a la calle Río Bravo donde aseguraron ya estaban trabajando pero en un tramo alejado del domicilio de don Encarnación.
Mediante el uso de una unidad denominada vactor, el personal del SIMAS liberó la red.