Se entierra manubrio en la panza

PUBLICIDAD

 

Con exposición de vísceras terminó un menor de 14 años de edad, tras enterrarse en el estómago el manubrio de su bicicleta luego de chocar contra otra bicicleta mientras jugaba en calles de la colonia San Miguel, la tarde de ayer.

Socorristas del Grupo de Urgencias Básicas Coahuila acudieron de inmediato en auxilio del adolecente accidentado, a las 18:30 horas sobre la calle Rosario esquina con calle Del Río del citado sector y tras estabilizarlo lo trasladaron a un hospital para su atención médica.

En el nosocomio el menor fue identificado como Jonathan Cornelio Rezo Segura, quien presentó exposición de vísceras, luego que se le retirara el manubrio que se le enterró, siendo su estado de salud reportado como delicado.

La madre del adolecente, Azalia Segura Ibarra, de 36 años, indicó a las autoridades que su hijo se encontraba jugando sobre la calle Rosario con su bicicleta, pero sufrió un choque contra otro menor que también tripulaba su bici.

Tras el impacto, Jonathan cayó aparatosamente y en la caída se enterró parte del manubrio de su bicicleta, por lo que de inmediato se dio parte a los cuerpos de emergencias para que lo auxiliaran y lo trasladaran al hospital.

Hasta el cierre de esta edición la salud del menor fue reportada como delicada y los médicos luchaban por salvarle la vida.