Se entrega asesino de ‘El pueblo’

Omar confesó que tomó el cuchillo en riña y solo se defendió

PUBLICIDAD

Omar Orlando “N” se entregó a las autoridades del Ministerio Público y confesó ser el homicida de Francisco Javier de los Reyes Castellanos, quien murió degollado en su domicilio en la colonia El Pueblo, el móvil del crimen fue un pleito con tintes pasionales.
El homicida declaró ante el juez penal que todo inició el domingo 14 de abril cuando acudió a un taller a pedir trabajo.
Ahí conoció a Francisco, un hombre de 59 años que lo invitó a su casa a tomar unas cervezas. Omar aceptó la invitación y se fue con su nuevo amigo con quien estuvo bebiendo hasta las 5 de la tarde, hora en que decidió retirarse.

Los días siguientes Omar volvió al domicilio para ver a Francisco e ingerir bebidas alcohólicas, pero el miércoles las cosas fueron distintas.
Omar llegó temprano a la casa de Francisco y encontró ahí a su amigo y a otro hombre y juntos comenzaron a tomar bebidas alcohólicas.
Al terminarse el alcohol, Francisco y el otro hombre le dieron 200 pesos a Omar para que fuera a comprar cervezas.
Omar Orlando tomó el dinero y se retiró, pero ya no regresó con sus amigos.
Al ver que no llegaba, alrededor de las 5 de la tarde, Francisco decidió ir a buscarlo hasta su casa y fue recibido por la madre de Omar.

Ella le dijo que Omar no estaba y le preguntó el motivo de su visita, Francisco le dijo que eran motivos personales y que no le podía decir, pero que le diera el recado a su hijo que su amigo de El Pueblo lo estaba buscando.
Ya por la tarde Francisco volvió a la casa de Omar acompañado de otro hombre, pero esta vez fue atendido por su padre, quien les dijo que Omar no estaba.
Nuevamente los hombres le pidieron que le dijeran a Omar que su amigo de El Pueblo lo había ido a buscar.
Omar llegó a su casa poco antes de las 10 de la noche y su madre lo vio tomado, le dijo que lo habían buscado y lo cuestionó sobre esas nuevas amistades, pero él le pidió no preocuparse.

A las 10:30 de la noche del miércoles, Omar salió de su casa a pesar de su madre le pidió que no saliera ya que andaba en estado inconveniente. El insistió y le dijo que visitaría a su amigo de El Pueblo.
Omar estaba molestó porque sus nuevos amigos lo habían buscado en su casa y molestado a su familia, pues aparentemente en ese corto tiempo habían sostenido una relación íntima.
Al llegar a la casa de la privada Manuel Acuña Omar encontró sólo a Francisco y le reclamó por haberlo buscado en su casa, Francisco le reclamo los 200 pesos que le habían dado para cerveza y comenzaron a discutir.

Omar declaró que Francisco le tiró un golpe y comenzaron a pelear, pero él le dio un puñetazo en el rostro y lo derribó al suelo, en ese momento tomó de la mesa de la cocina un cuchillo color rojo y le lanzó una tajo en el cuello.
El golpe fue certero, el cuchillo alcanzó la tráquea y la yugular y Francisco se desangró rápidamente, murió de manera casi instantánea.
Al ver su crimen Omar tomó una sudadera que encontró en el domicilio, limpió el cuchillo, se lavó las manos y luego salió de la casa y se fue caminando.
Al pasar por la clínica del Magisterio tomó un poco de vuelo y lanzó el cuchillo a la azotea del hospital.

Al llegar a su casa se fue al patio y se lavó la cara, pero su actitud lo delató ante su madre, quien desde ese momento notó algo extraño.
El jueves él se despertó y salió al patio a lavar el pantalón que traía puesto un día antes ya que se había manchado de la sangre de Francisco.
Este viernes al ver los periódicos locales con la noticia del homicidio Omar entró en crisis por la culpa y terminó confesando su crimen, primero a su hermana y luego a su mamá.
Dijo que quería entregarse a las autoridades y su madre lo apoyó y lo acompañó hasta las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia.

El agente del Ministerio Público lo presentó ante el juez y pidió la vinculación a proceso, así mismo presentó como pruebas los zapatos de Omar, ya que estaban manchados de sangre, así como el pantalón.
Entre las pruebas científicas el Ministerio Público presentó los resultados de la necropsia donde se detectó que Francisco tenía semen en el conducto anal, mismo que sería cotejado para saber si pertenecía a Omar.
El juez Abraham Rodríguez vinculó a proceso a Omar Orlando, quien será enviado este sábado al penal de Saltillo como parte de la prisión preventiva durante el tiempo de 3 meses que tardará el juicio.