Los operativos del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de decomiso de vehículos de procedencia extranjera ocasionó que los vendedores del punto conocido como “La Fuente” prefirieron retirarlos para evitar perder su patrimonio.