Se gradúan de la Ateneo Fuente

PUBLICIDAD

SALTILLO, Coahuila.- Tras concluir con éxito su formación de bachillerato, más de 50 alumnos de la generación CLI del Ateneo Fuente de la Universidad Autónoma de Coahuila, recibieron las constancias que acreditan la culminación de sus estudios en nivel medio superior.
La ceremonia tuvo lugar en el Paraninfo del Ateneo Fuente donde se contó con la presencia de distinguidas autoridades, en representación del rector de la máxima casa de estudios, Salvador Hernández Vélez, acudió el secretario general, Miguel Ángel Rodríguez Calderón, el director del Ateneo Fuente, Marco Antonio Contreras Becerra y la secretaria académica del plantel, Blanca Isela Charles Monjaraz.
Miguel Ángel Rodríguez Calderón, dirigió unas palabras a los jóvenes, les transmitió por parte del rector Salvador Hernández Vélez sus mejores deseos y el compromiso de seguir haciendo del Ateneo Fuente una escuela de alto nivel.

Además recordó sus años como ateneísta y les recalcó a los jóvenes que danés se es toda la vida, “Es un grande y profundo amor que le tengo al Ateneo Fuente, les deseo el mejor de los éxitos en este camino que hoy emprenden”.
Por su parte, el director del plantel, Marco Antonio Contreras Becerra, agradeció a los padres de familia por apoyar a los jóvenes en este camino y alentarlos siempre a ser mejores. “Son los protagonistas de esta ceremonia, hoy termina una de las etapas que recordarán toda su vida, siempre lo harán con mucho cariño y recuerden que las puertas del Ateneo Fuente siempre estarán abiertas para ustedes”, dijo. Además de festejar a los graduados, se reconoció la dedicación y esfuerzo de los estudiantes que destacaron por su excelencia académica, en segundo lugar se otorgó una mención para el alumno David Elizondo de Hoyos por obtener un promedio de 93.3 y en primer lugar a Erik San Gabriel Garibay por finalizar su preparatoria con un promedio de 98.73.

Erik San Gabriel, dirigió unas palabras a sus compañeros y los alentó a seguir adelante y perseguir sus sueños, siempre de lado de su familia y teniendo presente que el Ateneo Fuente es su casa y es ahí donde se empezó a definir el futuro que les espera.
“Esta no es una escuela como cualquier otra, es una escuela brillante y magnífica, el graduarnos es una experiencia que nos brinda dos sentimientos, felicidad y tristeza, la felicidad por cumplir nuestra meta y tristeza por los recuerdos que nos deja nuestra segunda casa”, expresó San Gabriel Garibay.