Ante las altas temperaturas que se están registrando en la ciudad, Simas informó que se incrementó el consumo de agua potable, pero que están preparados para garantizar el abasto.

No solo aumentó el gasto de agua sino también el consumo de energía eléctrica, debido a que comenzamos a utilizar más bombas de extracción, dijo el gerente Arturo Garza Jiménez.

Detalló que en el invierno, como los últimos cuatro años, se realizan trabajos de mantenimiento preventivos a cárcamos, plantas, tanques y cárcamos del Río.

“Estamos preparados para enfrentar el alto consumo durante mayo a septiembre.

“Sin embargo no estamos exentos de que pueda ocurrir alguna contingencia como en Año 2000”, reconoció.

Dijo que todavía hay equipos que no han sido sustituidos, una red obsoleta en ciertos tramos debido a que nunca se ha dado un proceso de cambio de tuberías a través de los años.

Pero si se tiene personal, unidades y equipos de repuesto suficientes para atender una eventualidad.