CIUDAD DE MÉXICO.- Los Tiburones Rojos de Veracruz parecen estar condenados al descenso después de caer esta noche en Morelia por 2-0, en un partido en el que mostraron muy poco futbol y que sirvió para abrir la jornada 11 del Clausura 2018.

La suerte ya no les sonríe a los porteños. Con apenas nueve minutos, tras un autogol de Osmar Mares en su afán de despejar, cayó el primer gol de los Monarcas, luego de la pifia del arquero Melitón Hernández en la salida.

El segundo tanto fue obra de Diego Valdés, quien colocó el esférico pegado al poste y dejó sin oportunidad al cancerbero escualo.

La única de peligro para Veracruz llegó en la recta final del primer tiempo, cuando Gerardo Rodríguez sacó sobre la línea de gol el que parecía el descuento jarocho.

Durante todo el segundo tiempo Morelia buscó el contragolpe y el Tiburón mostró sus carencias para ir al ataque. Emmanuel Loechbor se fue expulsado en la recta final del partido por un pisotón sobre Carlos Esquivel.

La siguiente semana el Tiburón y los Zorros se encontrarán, en duelo directo por el no descenso. Por su parte, Morelia visitará a Xolos.