¡Se matan obreros de PROMSA!

El auto de los trabajadores fue embestido por una camioneta cuando intentaban incorporarse a la carretera 57 a la altura de Estancias

Los obreros murieron instantáneamente tras el choque.

Dos trabajadores de la empresa PROMSA murieron trágicamente la noche de ayer, luego que el auto en el que viajaban fue embestido a toda velocidad por una camioneta que circulaba de sur a norte por la carretera 57.
Las víctimas fueron identificadas como Ricardo Villarreal Duran de 36 años, quien vivía en la colonia Del Río y Anastasio Flores Torres de 56 años, con domicilio en el municipio de Castaños.

El accidente ocurrió pocos minutos después de las 18:00 horas en Estancias, cuando a los dos occisos salían de la empresa Procesadora De Metales Santa Ana, (PROMSA), abordo de un vehículo Nissan Áltima, estaban felices porque minutos antes habían cobrado su ahorro.
Lamentablemente al intentar incorporarse de manera intempestiva a la carretera 57, fueron embestidos a toda velocidad por una camioneta Dodge Ram, color azul conducida por el joven Cristián Heriberto Mendoza Esquivel, Alumno de la UTRCC quien vive en la calle Venustiano Carranza de la colonia Eulalio Gutiérrez de San Buenaventura.

Los obreros acababan de cobrar su ahorro.

El impacto con el costado izquierdo del Altima fue brutal, provocando que los hoy occisos salieran disparados por la ventanilla del copiloto y quedaran tendidos en el pavimento a varios metros de distancia.
Pocos minutos después llegaron socorristas de la Cruz Roja, pero solo para tapar con una sábana los cuerpos sin vida de Ricardo Villarreal Duran y Anastasio Flores Torres, que murieron a pocos metros de su fuente de trabajo.
Por su parte el conductor de la RAM resultó prácticamente ileso y fue asegurado por elementos de la Policía Preventiva Municipal para el deslinde de responsabilidades.

También te puede interesar: Rockero mantenido vapulea a esposa

De acuerdo con los primeros peritajes y a versión de los testigos, los obreros se atravesaron al paso de la camioneta, al ingresar intempestivamente a la carretera sobreviniendo el grave accidente.
Finalmente los cuerpos de los dos fallecidos fueron trasladados a una funeraria de la localidad para la práctica de la necropsia de rigor y posteriormente fueron entregados a sus familiares para la cristiana sepultura.