Al desvanecerse al volante, el octogenario se metió con todo y auto a la cochera del vecino.

Un octogenario se desvaneció al volante cuando trataba de estacionarse de reversa en el exterior de su domicilio en la colonia Elsa Hernández y derribó el portón eléctrico de su vecino, movilizando el accidente a los socorristas y personal de Bomberos, además de los elementos de Peritaje.

El conductor fue auxiliado por los socorristas.

El aparatoso accidente se registró cerca de las 18:15 horas cuando sobre la calle Nochebuena, con dirección al oriente, se desplazaba Juan José Flores Hernández de 82 años de edad, quien llegó a su domicilio marcado con el número 1011 a bordo de su automóvil marca MG, tipo ZT de color perla, con placas de circulación FJV-87-54.

Según el conductor, al dialogar con los oficiales de Control de Accidentes, aseguró que al momento de echarse de reversa para estacionarse afuera de su domicilio, comenzó a sentirse mal y de pronto perdió el conocimiento, despertando minutos más tarde para descubrir que había atropellado a un perro y derribado parte del portón eléctrico de su vecino.

Autoridades tomaron conocimiento del aparatoso accidente.

Ante el accidente, elementos de Bomberos y una ambulancia de la misma corporación arribó al sitio para brindarle los primeros auxilios al conductor, mientras que los oficiales de Control de Accidentes llamaron a la puerta de la casa marcada con el número 1017 de la calle Nochebuena, donde se registraron los daños.

El afectado, José Antonio Sánchez Galván atendió la puerta y aseguró que se tardó en salir porque estaba dormido, llevándose la desagradable sorpresa al ver los daños en su vivienda.

El conductor quedó bajo custodia policíaca, mientras que se esperaba se hiciera cargo de la reparación de los daños que causó en el portón de su vecino, los cuales fueron valuados a los 10 mil pesos o de lo contrario el caso sería turnado ante el Ministerio Público.

Finalmente, una grúa remolcó el automóvil hasta un corralón donde quedaría en resguardo como garantía de los daños.

El conductor trataba de estacionarse de reversa cuando perdió el conocimiento.