Se olvida ‘Temo’ de familias vulnerables

Moraima Margarita dice que el temor más grande es morir de un momento a otro y dejar desamparados a sus nietos

En estas condiciones vive la ciudadana.
PUBLICIDAD

SABINAS, COAH.- Insensible ante las familias más vulnerables así es como califican al alcalde de esta ciudad, Cuauhtémoc Rodríguez Villarreal al no brindar ayuda a los desprotegidos en esta temporada invernal.
El caso de Moraima Margarita S. es una de las tantas situaciones que pasan desapercibidas para el edil, su cabildo y los empleados del DIF Municipal, siendo estos últimos quienes se supone son los que deben de estar más al pendiente de las personas de escasos recursos económicos y que padecen de las inclemencias de la temporada invernal.

Llorando la mujer dijo, «mi temor es morir de un momento a otro y dejar desamparados a mis nietos.»

La mujer quien tiene su domicilio ubicado en el barrio Las Caleras de la Villa de Agujita llorando dijo “Ayúdenos queremos salir adelante, pero sin empleo ¿cómo le hacemos?”.
A pesar de ser una mujer de edad avanzada, Moraima expresó “Yo aún puedo trabajar para poder sacar a mis nietos adelante” pero debido a las condiciones en que estoy no me dan la oportunidad, comentó.

Con 65 años de edad la fémina expresó que tiene que mantener a sus 4 menores nietos de 3, 7, 8 y 12 años de edad de los cuales, los más pequeños yacían ayer al mediodía resguardados en un pequeño cuarto abrigándose con una cobija, en tanto su abuelita daba a conocer la impotencia que siente de carecer de los servicios básicos más indispensables y no tener ni un plato de comida que ofrecer a sus nietos.
“De diario pienso que va a pasar con mis nietos si yo llego a morir de un momento a otro, pues nadie se acerca de las autoridades municipales ni siquiera para levantar un censo de las familias más desprotegidas en este sector”.

Es así como la sexagenaria tiene que luchar día con día para poder sacar adelante a su familia y mandar a sus nietos a la escuela.
Comentó que necesita hacer unas modificaciones en su casa, ya que la puerta principal de su vivienda se está cayendo y no cuenta con los recursos necesarios para comprar material, para arreglarla y es por eso que tras las altas temperaturas el frío se cuela por las rendijas.

Espera en que las autoridades realicen un recorrido, la mujer espera que por el barrio Las Caleras recorran las calles los empleados del DIF o bien el propio alcalde para que se dé cuenta de las condiciones como viven las familias más vulnerables.