Se opera para cambiar el color de sus ojos y casi pierde la vista

Le colocaron implantes de silicona en los ojos, un procedimiento que está prohibido en Estados Unidos; poco después, comenzó a sentir una inflamación crónica y picor

La modelo argentina Nadinne Bruna, que vive en Miami (Estados Unidos), parece que tener un rostro y un cuerpo bonito no le era suficiente: ella quería tener ojos grises. Lo ha conseguido, pero ahora tiene la visión de una persona de 90 años tras sufrir complicados efectos secundarios después de una cirugía plástica en Colombia.

Bruna reveló que en 2016 le colocaron implantes de silicona en los ojos, un procedimiento que está prohibido en Estados Unidos. Poco después comenzó a sentir una inflamación crónica, picor y ahora tiene la visión de una persona de la tercera edad.

La joven, de 32 años nacida en Buenos Aires, asegura que los problemas surgieron por una negligencia del cirujano que la operó en Bogotá ya que, según ella, empezó a sufrir molestias desde el primer día tras la intervención.