Se pega un tiro vaquero

El cuerpo de Armado fue encontrado por sus compañeros.

El vaquero se suicidó de un disparo en la cabeza con un revólver calibre 22.
PUBLICIDAD

EJIDO SAN BLAS, MPO. DE SAN BUENAVENTURA, COAH.- Un trabajador del rancho El Capulín se suicidó dándose un tiro en la cabeza, siendo encontrado por sus compañeros que llegaron a buscarlo para ofrecerle el desayuno.

Como Armando Rodríguez, fue identificado el trabajador que se arrancó la vida al darse un tiro en la cabeza con un revólver calibre 22.

Fue la tarde de ayer cuando compañeros de Armando, un hombre de 26 años, ingresaron al domicilio ubicado dentro el rancho localizado sobre el kilómetro 100, de la carretera estatal número 38, al ver que desde la mañana no atendía la puerta.

Al ingresar al cuarto, uno de los compañeros encontró el cuerpo de Armando recostado en un catre y a un lado el revólver con el que se disparó en la cabeza.

De inmediato, los compañeros del hoy occiso dieron parte a las autoridades, enfilándose detectives de la Agencia de Investigación Criminal y personal de Servicios Periciales hasta el rancho para tomar conocimiento del suicidio del vaquero.

Los compañeros de Armando dijeron a las autoridades que desde temprana hora acudieron a buscarlo para que almorzará con ellos pero no abrió la puerta.

Agregaron que al no obtener respuesta decidieron forzar la casa, descubriendo al interior la macabra escena.

Al darse fe del deceso del vaquero y luego que los peritos fijaron la escena, el cuerpo fue trasladado a una casa funeraria para los trámites de rigor.