SAN BUENAVENTURA COAH.- Miguel Calleros Facusse responsable del Antro conocido como “La Roca” ubicada en la zona de tolerancia afirmó que los motivos que llevaron a elementos a intentar clausurar el negocio fue porque según ellos no contaban con el dictamen de Protección Civil que contiene la ubicación de las salidas de emergencia, colocación de extintores etc., requisitos que cada ocho día le piden.

Dijo que es la falta de tacto lo que llevó a que las cosas se salieran de control, es exagerada la manera como se portan cuando que su trabajo no es solo visitar este lugar ya que en los sectores de la periferia, zona centro y demás se ven muchas cosas para que las corrijan.

Definitivamente no saben diferenciar algo importante de lo que no lo es”, comentó.
Tras conocer lo sucedido el pasado fin de semana cuando el alcalde Óscar Flores Lugo fue derribado por un elemento policial, dijo que cuando van a la zona de tolerancia le piden los mismos requisitos que se les tienen qué mostrar cada ocho días de lo contrario amenazan con clausurarlo.

Fue a las doce y media de la noche cuando llegaron al negocio a pedir los papeles que por supuesto tengo al corriente, de eso hace un año pues el próximo mes de enero los voy a renovar pero un elemento en especial se enojó cuando le dije que iba a la casa a recogerlos a lo que contestó que mejor clausuraban y se acababa el problema.

Agrega el entrevistado que el asunto no iba a pasar a mayores pero fue ese elemento el que comenzó todo, y el asunto fue a parar a la comandancia de policía donde acudió el director de Protección Civil Isaí Alvarado Acosta y después el alcalde Óscar Flores Lugo.

En cuanto a la Roca, el encargado dijo que cuentan con todos los papeles en orden y una de las cosas que ha cuidado es no permitir la entrada a menores de edad ya que eso representa un problema mayor.

Siempre he dicho que esta corporación, le da más importancia a checar bares y demás que acudir a las colonias donde están los problemas que puede resolver.

Cabe mencionar que el entrevistado afirmó que ninguno de los parroquianos que se encontraban esa noche en la Roca fueron detenidos, y que a los que se llevaron fueron a los ocupantes de los cuatro automóviles que en ese momento iban entrando a los patios de la Zona de Tolerancia.

Definitivamente no saben diferenciar algo importante de lo que no lo es”

Miguel Calleros Facusse

La amenaza

Miguel Calleros dijo que cuando van a la zona de
tolerancia le piden los mismos requisitos que se les tienen que mostrar cada ocho días, de lo contrario amenazan con clausurarlo.